Atos continuará con el desarrollo del sistema de mando para Réseau Ferré de France
04/07/2014
Un contrato de 12 años de duración es el que ha conseguido la compañía tecnológica Atos para implementar la nueva herramienta de control de red centralizado de Réseau Ferré de France RFF, empresa que posee y gestiona la red ferroviaria del país galo. El programa pionero en la industria ferroviaria, que concluirá en 2030, consolidará los 1.500 cuadros de señal existentes y los 21 centros regionales de regulación del tráfico en 16 centros de control regionales supervisados y coordinados por un único centro de control nacional.

Fuente: www.automaticaeinstrumentacion.com

Atos es el socio tecnológico de RFF de todo el programa MISTRAL (Module Informatique de Signalisation et de TRaitement des Alarmes), creado en 1998 en el marco de un proyecto de modernización y reorganización de los sistemas que controlan el 90% del tráfico ferroviario en Francia. Como continuación de ese proyecto, y con el fin de hacer frente a los nuevos retos que presenta la implementación del CNC, MISTRAL New Generation será la piedra angular de este nuevo programa, que tendrá una duración aproximada de 30 años y recibirá una inversión de más de 8.000 millones de euros. "La modernización de la red es una de las prioridades de RFF, ya que debemos hacer frente al aumento esperado del tráfico y sentar las bases de la movilidad en tren de cara al futuro", ha explicado Alain Quinet, director general adjunto de RFF.

Desde Atos detallan que en 2001 se instaló por primera vez el sistema MISTRAL en un cuadro de señal en Marsella. Ahora está implementado en más de 50 cuadros de Francia, y controla más de 15.000 rutas de la red, supervisando líneas tanto regionales como de alta velocidad, y ofrece a los operadores una herramienta universal para el control de las instalaciones de la red, sea cual sea la tecnología empleada, mejor formación del personal de los puestos y de los agentes, gracias al simulador, mayor capacidad de respuesta en caso de producirse una interrupción de la red, ayuda en el diagnóstico de problemas, simplifica las intervenciones, contribuye a la consolidación y clasificación de las alarmas que se envían a los operadores y permite la implementación de sistemas instrumentados de seguridad.