Banco Popular contrata a Deloitte para pilotar la integración del Pastor
17/01/2012
Uno de los concursos de consultoría más jugosos del sector financiero ya tiene ganador:

Fuente:  www.elconfidencial.com  Fecha:  17.01.2012

El Banco Popular ha elegido a Deloitte para pilotar la integración del Pastor, adquirido el pasado mes de octubre. El importe estimado del contrato se sitúa en torno a los dos millones de euros, según fuentes del sector, aunque la entidad rehusó dar ninguna cifra. Se trata de un mandato de gran alcance, ya que Deloitte tendrá que gestionar la integración comercial, laboral o tecnológica, entre otras áreas.

Las cuatro grandes auditoras-consultoras han pujado por este contrato, pero finalmente ha sido Deloitte la que se ha llevado el gato al agua. Según las fuentes consultadas, era la oferta que más convencía al presidente del Popular, Ángel Ron, lo que no significa que fuera la más barata. Hasta ahora, el principal logro en integraciones de Deloitte es la creación de Bankia mediante la fusión de siete cajas de ahorros capitaneadas por Caja Madrid y Bancaja.

 
El proceso de reordenación del sistema financiero ha sentado muy bien a las consultoras como asesoras de los distintos procesos de concentración e incluso como valoradoras de las entidades nacionalizadas por el FROB. Pero, a cambio, han perdido muchos contratos de auditoría porque las fusiones de caja ahora sólo necesitan un auditor cuando antes necesitaban uno por cada uno de los componentes de la integración. Y en este proceso Deloitte ha sido de las más beneficiadas en este capítulo, ya que ha mantenido NovaGalicia, BFA-Bankia y BMN (Mare Nostrum). Ahora bien, ha perdido Caja España-Duero a manos de KPMG y Unnim a las de PriceWaterhouse

 
Así que, ante la creciente concentración -y la que se avecina con la venta de las entidades nacionalizadas y la segunda oleada de fusiones que va a provocar la nueva provisión exigida por el Gobierno-, las consultoras ganan dinero a corto plazo por un lado pero lo pierden irremisiblemente por otro, al reducirse el tamaño del mercado con el número de entidades. Por eso es importante hacerse con contratos de integración, y por eso es tan relevante el del Popular-Pastor.

 
Inexperiencia y liberación para afrontar otras metas

 
Desde el punto de vista del banco, su inexperiencia en procesos de concentración -comparada con los grandes en el ámbito internacional o el Sabadell en el nacional- hace necesario un asesor que le ayude a enfocar todo el proceso, a pesar de contar ya con consultoras en áreas específicas como recursos humanos. En este área, el Popular está entrevistando a los 3.800 empleados del Pastor para decidir con quién cuenta y con quién no, aunque espera no tener que recurrir a soluciones traumáticas sino a jubilaciones y prejubilaciones, dada la elevada edad media de la plantilla conjunta.

 
Precisamente, descargar estas arduas tareas en un externo permite al Popular centrarse en sus dos grandes prioridades actuales: la primera es alcanzar el requisito del 9% de core capital exigido por Bruselas en junio, para lo cual tendrá que canjear anticipadamente los bonos convertibles que tiene emitidos (los únicos que computan como capital son los de Santander, como es sabido); y la segunda es aprovechar las oportunidades actuales de crecimiento a precio de saldo, para lo cual piensa pujar fuerte por la catalana Unnim.