BearingPoint España lo deja todo por la especialización tecnológica
17/03/2008
La consultora prevé un crecimiento anual en esta área de un 20%
"Desde el pasado 1 de noviembre, la filial española de BearingPoint afronta una nueva etapa en su cambiante actividad empresarial: la especialización tecnológica. Con la venta de su división de consultoría de negocio a PricewaterhouseCoopers (PwC) la consultora reduce su portfolio de servicios al desarrollo y mantenimiento de aplicaciones e integración de sistemas. La estabilidad no parece algo propio de BearingPoint, al menos de su filial española. Cuando todo hacía suponer que la consultora estaba preocupada por cómo desarrollar su proceso de partnership a nivel europeo, en el que los empleados serían los dueños, la compañía que preside en España, Luis Tredicce, ha realizado su último retoque: traspasar su división de consultoría de negocio, formada por unos 150 consultores, a PricewaterhouseCoopers (PwC). De esta forma, BearingPoint España concentra toda su actividad de negocio en proveer y mantener soluciones tecnológicas para sus clientes. La operación supone, según Tredicce, "una acción muy positiva para PwC, nuestros clientes y para BearingPoint", ya que "nos permite focalizar nuestra atención en reforzar el servicio que prestamos a nuestra base de clientes de tecnología en España". Lo cierto es que el traspaso de la división de consultoría de negocio a PwC supone que BearingPoint España se desprende de un conjunto de servicios que aportaban filial un 70% de su facturación en 2006. En este año el peso de business consulting sigue siendo mayor, con un 55%, que el de consultoría tecnológica, un 45%. Pero Tredicce se muestra esperanzado en el crecimiento de los servicios de TI. De hecho, este año los servicios de tecnología han experimentado un crecimiento de un 17% por lo que "no sería algo muy descabellado crecer un 20% anualmente en tecnología", asegura Tredicce. Foco en producto Hasta ahora BearingPoint siempre ha sido una compañía de servicios, pero desde el pasado 1 de noviembre también "lo vamos a ser también de productos", apunta Julio Lescano, managing director de BearingPoint. Esta decisión de la filial española no ha sido un hecho repentino sino que "ya lo veníamos construyendo desde hace más de un año y medio", señala Lescano. Actualmente, los servicios de tecnología están muy presentes en todos los proyectos que la consultora tiene en clientes como Telefónica, Repsol YPF, Iberia o Santander y este conocimiento que ha acumulado durante este tiempo "nos ha permitido desarrollar una serie de productos que verán la luz el próximo año y nos dará un nivel de ingresos que hasta ahora no teníamos", asegura Lescano. El grupo profesional que hoy se queda en la consultora ha participado en el desarrollo de las dos futuras líneas de productos: procesos críticos de control y ahorro de energía. En cuanto a la política de partners, Tredice reconoce que "lo que cambia ahora es que nuestra dedicación será mayor con ellos ya que antes nuestro foco estaba un poco disperso". En esta línea, la relación con las consultoras de negocio será algo especial ya que hasta hace uno meses eran competidores pero "ahora nos necesitamos", apunta Tredicce, quien añade que en este contexto de alianzas "pudiera haber una inclinación natural hacia PwC". Valor diferencial En un mercado tan competitivo como el de la consultoría tecnológica, BearingPoint parte de un principio de negocio que se ha mantenido en la consultora: una excelente calidad de servicio. De hecho, según Tredicce, "disponemos de una tasa de retención de clientes muy alta. Como el movimiento se demuestra andando, el responsable de calidad de Repsol YPF, José Luis Rodríguez, explica cómo es su relación con la consultora: "Sus profesionales son personas de trato afable y cercano, y poseen una extraña y poco extendida habilidad para caer bien en los entornos en los trabajan. Con ello consiguen que su cliente les siga de la mano en la implantación de las soluciones que plantean". Sin embargo, el gran reto al que se enfrenta la consultora es cómo mantener una cultura de empresa en un grupo de profesionales que en apenas unos años han pasado por varios procesos de compra, venta, fusión, recompra, reventa. "Lo que queda hoy es un grupo de profesionales motivados cuya importancia en la compañía es mayor que la que tenían antes de la operación de venta a PwC ya que hoy los 140 consultores de tecnología son el centro del negocio de la compañía", asegura Tredicce. Centro de nearshore En dos meses estará concluida la venta del negocio de EMEA de BearingPoint a sus socios. En este nuevo contexto europeo el papel que debe desempeñar la filial española "es posicionarse como un centro de desarrollo de tecnología dentro de BearingPoint Europa", asegura Luis Tredicce. Actualmente, la consultora cuenta con centros de desarrollo tecnológico en China e India pero ninguno en el Viejo Continente. No es un ultimátum pero lo cierto es que la oportunidad hoy de crecimiento de la filial española depende mucho de su rol en el futuro marco europeo. Nueva identidad de Bearingpoint España -------------------------------------------------------- · Foco de negocio: 100% consultoría tecnológica · Plantilla: 140 consultores · Portfolio de servicios: desarrollo y mantenimiento de aplicaciones e integración de sistemas · Reto: Convertirse en centro de nearshore para Europa "No teníamos tamaño para ser una consultora global" Luis Tredicce, presidente de BearingPoint en España --------------------------------------------------------------------------- Hoy el sector de servicios es una bicefalia de consultoras globales y otras de nicho; "El problema es estar en el medio", reconoce Luis Tredicce, presidente de BearingPoint. La decisión de venta de la división de consultoría de negocio ya se venía pensando desde hace un año, y medio ya que "nos dimos cuenta que no teníamos tamaño en el mercado español para ser una consultora global. ¿A donde íbamos a ir con 300 profesionales?", se pregunta Tredicce. Ahora la filial española cuenta con 140 profesionales para afrontar el difícil mercado de la consultoría tecnológica, una cifra algo escasa si se quiere comenzar en esta mercado "pero suficiente si ya dispones de una cartera de clientes importantes", apunta Tredicce." Computerworld [Nº:1162] [Pag:28] Fernando Muñoz. [16/11/2007 ]