El beneficio neto de Indra crece un 9%
17/05/2010
Durante el primer trimestre de 2010, y a pesar de un entorno macroeconómico y sectorial de dificultad creciente y mayor que la esperada, el negocio de Indra ha evolucionado de forma positiva y en línea con lo previsto.

Fuente:   www.mkm-pi.com    Fecha:   17.05.2010

Las ventas han ascendido a 643 M€, lo que representa un crecimiento del 3% frente a igual trimestre del año anterior. Esta favorable evolución ha sido posible gracias al buen comportamiento del mercado internacional que aumenta un 17% y que ha compensado el descenso del 4% en el mercado nacional.

Indra ha finalizado el primer trimestre de 2010 con un resultado neto de 47 M€, en línea con el del mismo período del año anterior. Una vez ajustados los gastos extraordinarios, el resultado atribuible ha crecido un 9%.

El margen operativo recurrente (Margen EBIT descontando los gastos extraordinarios) se ha mantenido en el 10,8%.

La contratación ha alcanzado los 954 M€ y ha aumentado un 7%, a un ritmo de crecimiento superior al de las ventas. De nuevo, el mercado internacional ha sido el motor del crecimiento con un aumento del 16% frente al incremento del 4% en el mercado español.

La cartera de pedidos se ha situado en 2.882 M€, un 7% por encima del primer trimestre de 2009, y equivalente a más de una vez las ventas de los últimos doce meses.

Las ventas internacionales generan casi el 40% de la facturación

La atención prioritaria que la compañía viene prestando a los mercados internacionales ha tenido como consecuencia que las ventas en el mercado internacional se hayan incrementado un 17% con respecto al mismo periodo del año anterior y representen casi el 40% del total de ventas, con un crecimiento de cinco puntos porcentuales sobre el mismo trimestre de 2009. Por áreas geográficas destaca Latinoamérica, con un aumento del 34%; y otros países emergentes, con un 20%.

Esta favorable evolución ha permitido más que compensar la reducción del 4% de las ventas en el mercado español, donde están influyendo las restricciones presupuestarias de aquellos sectores de carácter más institucional.

Por otro lado, el creciente interés de los clientes corporativos hacia la externalización de la función informática, la gestión de aplicaciones y el outsourcing de procesos de negocio está favoreciendo una evolución positiva del segmento de Servicios, en el que Indra ha conseguido importantes contratos plurianuales durante el trimestre