Capgemini asegura que la primavera árabe y Fukushima dañan la seguridad de suministro en Europa
05/12/2011

Fuente: www.europapress.es   Fecha: 05.12.2011

La primavera árabe y las decisiones relacionadas con las centrales nucleares tras el accidente de la central japonesa de Fukushima contribuyen al "preocupante declive" de la seguridad de suministro en Europa, según el XIII Observatorio Europeo de los Mercados de Energía  de Capgemini.

   El informe muestra además que, a pesar del accidente de Fukushima y de la eliminación progresiva de los programas nucleares, el desarrollo de esta tecnología va a continuar a nivel global. Los países emergentes demandan cada vez más energía.
 
   Además, advierte de que, a largo plazo, el precio de la energía registrará previsiblemente un incremento que, en caso de que no exista un marco adecuado para el desarrollo de infraestructuras energéticas, podría ser mayor del esperado.
 
   En todo caso, esta subida de precios podría quedar en parte mitigada por una segunda ralentización de la economía provocada por la crisis de la deuda soberana en la zona euro que podría derivar, como ocurrió en 2009, en una caída del consumo de electricidad y gas.
 
   En el ámbito nuclear, el informe considera que, salvo en Alemania y en Japón, la gran parte de los reactores nucleares del mundo podrán continuar funcionando tras el accidente de Fukushima. Otros países como Italia han impuesto una moratoria que impide el desarrollo de futuras centrales.
 
   Frente a esta tendencia, Capgemini constata que existe un gran número de países y regiones, como China, Corea del Sur, Rusia, Oriente Medio, Reino Unido, Francia y República Checa donde ha quedado ratificado el compromiso con la energía nuclear.
 
   Más de tres cuartas partes de los 62 reactores en proceso de construcción se encuentran en Asia. De ellos, 28 están en China, cinco en la India, cinco en Corea del Sur y dos en Japón. Además, en Rusia se están construyendo diez reactores.