Capgemini incrementó su plantilla con 50 nuevos trabajadores a pesar de la crisis
26/09/2011
La planta de software de Langreo alcanza los 400 empleados y prevé desarrollar a medio plazo proyectos internacionales, para lo que necesitaría más personal

Fuente:  http://www.lne.es  Fecha: 26.9.2011

La planta de software de Capgemini en Langreo aumentó el volumen de su plantilla en el último año, a pesar de la crisis económica. El personal de la factoría tecnológica se incrementó hasta los 400 empleados, medio centenar más aproximadamente de los que tenía en 2010. También se vio incrementada la actividad de la factoría. Los planes a medio plazo pasan por empezar a desarrollar proyectos internacionales desde Langreo. Hasta ahora el centro de Valnalón basaba su producción de software y la prestación de servicios casi exclusivamente en dar cobertura al mercado nacional. Los responsables de Capgemini no descartan que esta nueva línea de actividad permita incluso incrementar más el volumen de empleo, aunque se mostraron cautos ante la «incertidumbre» de la situación económica actual.

El Grupo Capgemini registró un notable crecimiento a nivel mundial en el primer semestre del año. La multinacional incrementó su facturación un 12,9 por ciento en comparación con el primer semestre de 2010. De esta forma alcanzó los 4.756 millones frente a los 4.211 del mismo período del ejercicio anterior. La factoría de software de Langreo siguió la buena evolución de la compañía en términos globales. «La planta de Valnalón ya no es una apuesta. Tras más de seis años ya está plenamente consolidada en el entramado del grupo», aseguró José Luis Lera, vicepresidente de Capgemini España y responsable de la factoría langreana, que añadió: «A pesar de la crisis económica que se está produciendo a nivel mundial hemos logrado mantenernos, e incluso se ha aumentado el volumen de la plantilla».

Lera destacó como claves la «productividad, la calidad de los productos y la buena valoración que tenemos por parte de nuestros clientes». La previsión de los responsables de la planta es incluso «ampliar áreas de trabajo». En concreto, se pretende que el centro de Valnalón comience a desarrollar proyectos de ámbito internacional, que hasta ahora se realizaban en otros centros de trabajo de la multinacional. De esta forma el mercado de la planta langreana, hasta el momento ceñido a España, se expandirá a clientes de otros países.

El sector tecnológico es uno de los que mejor están soportando la crisis económica, aunque Lera aludió a otros factores para explicar el aumento del empleo en la planta, que parece estar cerca de haber alcanzado su madurez productiva. «Tenemos mayor nivel de especialización y se realizan proyectos de forma íntegra». José Luis Lera se mostró «optimista», pero cauto sobre la previsión de crecimiento del centro de software de Langreo, que tiene, entre otros sectores, a clientes del sector financiero, las administraciones públicas y las empresas de distribución: «Intentaremos mantenernos en los próximos meses e incluso se podría crecer un poco en empleo. Hay que tener en cuenta en todo caso que es un momento en la economía mundial de gran incertidumbre», indicó.

Lera no descarta incluso, a medio y largo plazo, si se mantiene la buena evolución de la planta, tener que extender la actividad a otras dependencias fuera del centro de la compañía en Langreo. No obstante, la actual factoría todavía tiene margen de aprovechamiento ya que tiene capacidad para 450 empleados, medio centenar más de los que ya se han alcanzado. «Si en su momento existe esa necesidad miraremos otros edificios en la misma zona, pero por el momento no lo barajamos», concluyó Lera.