Carlos Mas, presidente de PwC: "La división y la crispación no ayudan"
13/11/2012
El presidente de la consultora PricewaterhouseCoopers (PwC), Carlos Mas, ha advertido hoy de que la salida de la crisis requiere de un "respeto y una voluntad política compartida" que en este momento no existe en España y ha afirmado que, lo que es seguro, es que "la división y la crispación no ayudan".

Fuente:  www.finanzas.com

Carlos Mas ha participado esta mañana en la inauguración del XV Congreso del Instituto de la Empresa Familiar, al que hoy han asistido también el presidente de la Generalitat, Artur Mas, y el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, inmersos en plena campaña electoral catalana.

El presidente de la consultora no ha aludido directamente al debate soberanista abierto en Cataluña, pero en su discurso ha querido remarcar que la economía española vive una profunda crisis y que para superarla resulta prioritario actuar con unidad y en un ambiente de sosiego y acuerdo.

Tras reconocer que la crisis "provoca irritación, agravios comparativos y ruidos que impiden el diálogo y el entendimiento y el acuerdo", ha insistido en la necesidad de tender puentes de diálogo para hallar soluciones consensuadas a los problemas.

"He oído que cuando la empresa no va bien, la familia tampoco, y algo así nos está sucediendo a nosotros en este momento", ha comentado.

"Todo exige coraje, confianza, respeto y una voluntad política compartida que en este momento no se percibe en la sociedad española, pero en este contexto lo que sí es seguro es que la división y la crispación no ayudan", ha advertido el máximo responsable de la consultora internacional en presencia de Artur Mas.

Carlos Mas ha llamado a restablecer los puentes de diálogo entre todos los españoles y ha remarcado, en este sentido, que no todo es responsabilidad de los políticos y los gobiernos.

"Todos, también empresas y sociedad civil, deberíamos contribuir a este objetivo, no sólo los políticos", ha manifestado.

Carlos Mas, por otro lado, ha explicado que España lleva varios años de intensa crisis y aún sigue "enquistada" en ella, y que "seguimos ocupándonos en exclusiva de lo urgente y muy poca gente dentro y fuera del Gobierno habla del futuro" y tiene una perspectiva a largo plazo.

"Estamos despejando balones, pero casi nadie construye juego", ha apuntado Mas, que ha apostado por diseñar un nuevo modelo económico más robusto, eficiente y sostenible, que esté basado en la innovación, la creatividad y el talento.

"Hay que dar la vuelta al modelo productivo español", ha recalcado el presidente de PwC, que ha incidido en que España, para afrontar con optimismo el futuro, necesita una economía distinta, basada en un crecimiento inteligente, aunque ello signifique llevar a cabo reformas "de gran calado", como la de la justicia o la de las autonomías.

Por su parte, el presidente del Instituto de la Empresa Familiar y de Acciona, José Manuel Entrecanales, ha destacado que las empresas familiares apuestan por crecer, crear empleo, preservar el legado recibido y transmitir a la siguiente generación el resultado de su trabajo.

"Las empresas familiares tenemos como principal objetivo la transmisión intergeneracional de nuestro legado", ha afirmado Entrecanales, que ha señalado que para ello resulta esencial fijar la perspectiva de las empresas a largo plazo.

El presidente de la Asociación Catalana de la Empresa Familiar, Jaime Grego, presidente de Laboratorios Leti, ha explicado que dos de los principales retos que afrontan las compañías en la actualidad son la capacidad de generar el interés suficiente para que los jóvenes prosigan la actividad empresarial y de crear más oportunidades de trabajo para las familias. EFE