CatalunyaCaixa decidirá mañana el pago de un bonus a sus directivos
14/02/2011
La entidad pagará un bonus correspondiente al segundo semestre de 2010, con criterios encargados a la consultora Hay Group.

Fuente:   www.expansion.com   Fecha:   14.02.2011

CatalunyaCaixa somete mañana al consejo de administración la aprobación del pago de un bonus semestral a sus directivos, después de que la entidad, que se encuentra inmersa en un plan de ajuste de plantilla, haya solicitado nuevas ayudas públicas al Frob, por importe de 1.024 millones de euros.

Se trata de un plan de retribución variable, que fue aprobado en el consejo de julio de 2010, pocos meses después de que Caixa Catalunya, Manresa y Tarragona, dieran luz verde a su fusión fría o SIP.

La entidad encargó a la consultora Hay Group el diseño del plan para sus directivos, que se aplica desde los niveles más altos hasta el de director de sucursal. La remuneración está ligada a criterios como la rentabilidad de la caja, los niveles de morosidad, la situación de liquidez de la entidad y la captación de pasivo, entre otros objetivos.

Junto al pago de esta retribución variable, está previsto que en el mismo consejo se dé el primer paso para crear un banco al que trasladar su actividad financiera. El director general de CatalunyaCaixa, Adolf Todó, será el encargado de liderar el proceso, y ya ha expuesto públicamente que el grupo seguirá los pasos de La Caixa y Unnim.

Recorte de plantilla
La decisión de CatalunyaCaixa de retribuir a sus directivos se produce apenas un mes después de que la dirección transmitiese su intención de reducir los salarios de la plantilla, como hizo el Gobierno con los funcionarios. En ese momento, los representantes de los empleados ya avisaron que, entonces, también deberían revisarse las retribuciones variables de la cúpula directiva. Los cálculos de la entidad apuntan al despido de unas 1.300 personas (tienen unos 8.000 profesionales en nómina) y el cierre de 395 oficinas (tienen 1.200).

CatalunyaCaixa cuenta con activos valorados en 81.024 millones. Las ayudas solicitadas al Fondo de Reestructuación Ordenada Bancaria (Frob) ascienden a 1.250 millones de euros, aunque tras suspender los test de estrés del pasado mes de julio se estima que la caja de ahorros necesitará una inyección adicional de mil millones de euros. Estos fondos se obtendrían solicitando ayudas o dando entrada en el capital al Frob, dependiendo del nuevo decreto que prepara Economía. La entidad deberá hacer frente este año al vencimiento de deuda por valor de 1.937 millones de euros.

Los datos del tercer trimestre –últimos disponibles- indican que la mora de la caja se situó en el 5,26%, 23 puntos básicos menos que la del 2009. Tras reducir un 8,7% los ingresos por comisiones y un 4,7% los gastos, el margen de explotación se situó en 220,2 millones, un descenso del 65% respecto a los resultados agregados que obtuvieron las tres entidades que forman CatalunyaCaixa por separado.

Cómo está formado el consejo
El consejo de administración de la caja está compuesto por 21 miembros, entre los que destacan Antoni Llardén, presidente de Enagás; Francisco Longo, profesor de Esade; y Josep Molins, que estuvo al frente del Institut Català de Finances (ICF). La vicepresidencia primera corresponde a Manel Rosell, que era presidente de Caixa Manresa, mientras que la vicepresidencia segunda la ocupa Joan Albert Agulló, presidente de la Cámara de Comercio de Tarragona.

En el órgano están representados los impositores y clientes de la entidad, con ocho miembros; las corporaciones fundadores (diputaciones de Barcelona y Tarragona), con seis personas; las corporaciones locales (tres), los empleados (tres) y las entidades sociales (1). La caja, que busca potenciales inversores en el sector de fondos de inversión y en entidades financieras, es una de las candidatas a ser nacionalizada si no consigue llegar al mínimo de capital exigido por la nueva reforma financiera del Gobierno español.