Un cauto optimismo brota entre los ejecutivos
01/08/2013
Los altos ejecutivos y los directores financieros comienzan a percibir un moderado atisbo de mejora ante el aumento de los ingresos durante el pasado año, aunque, no obstante, mantienen un escepticismo proveniente de la incertidumbre que desprenden los mercados y de los efectos para predecir y gestionar los resultados. Así lo ha establecido un estudio de Accenture, multinacional de consultoría y servicios tecnológicos.

Fuente  www.cincodias.com

El estudio de Accenture, titulado Preparación para el crecimiento, ha sido realizado gracias a la participación de más de 1.200 directivos financieros de nueve países, España incluido.

Del total de los participantes, el 35% prevé un aumento de ingresos de al menos el 5% anual hasta el año 2015 y otro 26% espera que el crecimiento llegue incluso hasta el 10% anual.

Además, cerca de la mitad de la muestra, el 45%, ve las perspectivas de crecimiento de su empresa de forma más optimista este año que el anterior, mientras que el 28% espera que se mantenga estable y el 27% restante se muestra más pesimista este año.

Aunque, en general, el panorama es positivo, los directivos financieros identifican la incertidumbre económica, los precios de los artículos de consumo, el cambio en las expectativas de los consumidores y la volatilidad como los factores con mayor impacto en su capacidad de previsión de resultados para sus empresas. Además, el 82% cree que solo cuenta con la mitad o menos de la información necesaria para predecir los resultados de su compañía.

Las cifras

45% de los directivos consultados por Accenture se muestra más optimista respecto al año pasado.

59% valora como lo más difícil al comprar una empresa encontrar recursos.

34% cree que entre lo más complicado para crecer orgánicamente se encuentra la innovación en el producto.

"Todas las organizaciones saldrían ganando si los directivos dispusieran de datos útiles para mejorar el proceso de toma de decisiones”, señala Joan Sendra, director gerente de Accenture. Otra de las prioridades en el ámbito financiero es la de incluir sistemas de apoyo, como el procesamiento de transacciones y la disponibilidad a una mayor visibilidad de los ingresos y gastos. “Aunque los directivos financieros se muestran optimistas ante las perspectivas de crecimiento, ese sentimiento se ve contrarrestado por su incapacidad de predecir los resultados, especialmente en un momento de grandes cambios económicos”, añade Sendra.

El estudio evidencia también que el optimismo no es uniforme, ya que se perciben claras diferencias entre países. En Brasil e India, los directivos financieros se muestran más esperanzados que en otros lugares como Reino Unido, en el que prevalece el pesimismo frente al año anterior.

También son notables las diferencias desde un punto de vista sectorial, ya que hay determinados grupos que se muestran más optimistas que otros respecto a su perspectiva de crecimiento. Los sectores farmacéutico y energético son los que encabezan este grupo.