Censo 2011, operación censal multicanal y geo-referenciada
30/09/2011
El INE contrata con una UTE formada por Desic, Eptisa, Tecnocom y Vodafone los servicios TI de desarrollo y puesta en producción del sistema para la recogida de datos de los Censos de Población y Viviendas 2011, cuya fase de recogida de datos se inició el pasado 20 de septiembre.

Fuente:  www.computing.com   Fecha:  30.09.2011

El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha adjudicado a una UTE formada por las empresas Desarrollos y Sistemas Canarios (Desic), Eptisa Tecnologías de la Información, Tecnocom España Solutions y Vodafone España el concurso para contratar los servicios TI de desarrollo y puesta en producción del sistema de información para la recogida de datos de los Censos de Población y Viviendas 2011, cuya fase de recogida de datos se inició el pasado 20 de septiembre.

El contrato
, que se prolonga hasta mayo de 2012 y asciende a 11,9 millones, constituye un nuevo hito en el proyecto Censo 2011, que el INE empezó a planificar en 2007. Dos años más tarde y dentro de este gran proyecto censal, el INE realizaba un piloto con dos UTE -una integrada por Getronics-Sitesa-Mobile System (Tecnocom-Eptisa-Desic) y otra por Indra y fi2net- que pusieron a prueba una solución en entorno Microsoft y otra en open source.
 
La UTE formada por Tecnocom, Eptisa y Desic, a la que se sumó Vodafone, se ha impuesto en el concurso a la propuesta de una UTE formada por Telefónica, Indra y Atos. “En función de la valoración de todas y cada una de las características reflejadas en el pliego de prescripciones técnicas, se concluyó que la oferta más consistente y de mayor calidad fue la presentada por la UTE adjudicataria”, comenta a COMPUTING el subdirector general de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), José Luis Maldonado.
 
El Censo 2011 es el decimoséptimo que se lleva a cabo en España. En esta ocasión y a pesar de los recortes presupuestarios llevados a cabo con motivo de la crisis económica, se incorporarán avances como una nueva cartografía digital y herramientas GIS avanzadas, poniéndose asimismo a disposición de los ciudadanos una plataforma multicanal y multi-idioma. Maldonado destaca que “a diferencia de otras operaciones censales, la del 2011 será una campaña con un importantísimo componente tecnológico”.
 
Entre estas innovaciones, cabe destacar “la sincronización de los datos de recogida en tiempo real, la geo-referenciación de todos los edificios y el impulso a la utilización de información de registros administrativos”.
 
Respecto al primer punto, Maldonado explica que “está previsto que los informantes tengan varios canales abiertos simultáneamente para facilitar los datos que se le piden dentro de la operación censal”. Así, pues, se podrá optar entre el uso de Internet, de cuestionarios en papel que luego deberán ser remitidos por correo o bien mediante entrevista con un agente censal. Además, los diferentes canales de recogida de datos están interconectados entre sí y consolidados en tiempo real en BBDD centrales, de forma que se evita que un agente censal no realice una encuesta ya comenzada por otro canal, tener información de control de forma centralizada que permitirá decidir de forma inmediata la aplicación de correcciones en el caso de que se produzcan desviaciones.
 
Geo-referenciación
En lo que concierne al avance en georeferenciación, señalar que los dispositivos portátiles que utilizarán los agentes dispondrán de GPS integrado y aplicaciones cartográficas. Se consigue de esta forma cumplir un doble objetivo: “mejorar la orientación del agente censal en los trabajos de campo, un aspecto de especial importancia en zonas rurales”, y, por otro, la geo-referenciación de los edificios, una acción que según Maldonado es de “especial importancia” tanto de cara a las fases posteriores de difusión de los resultados censales como a la hora de armonizar datos.

En lo que se refiere a la difusión, la geo-referenciación “permite la difusión de los resultados por unidades distintas a las administrativas, en especial la difusión a través de rejillas que permitirán la continuidad territorial de los datos del Censo Español con los del resto de países europeos”.
 
Y respecto a la armonización, las ventajas se apreciarán a la hora de “armonizar los datos obtenidos en la campaña censal con otras informaciones de tipo cartográfico, en especial con los datos de la Dirección Generales del Catastro, los datos catastrales de Navarra y País Vasco, y los del Instituto Geográfico Nacional”.
 
 
Maldonado llama igualmente la atención sobre el uso intensivo que se ha realizado de fuentes administrativas -Padrón, Seguridad Social y Agencia Tributaria, Muface, etc.- con el objetivo de reducir al máximo posible las cargas al ciudadano y aumentar la calidad de la información previa. “Fruto de este esfuerzo”, comenta Maldonado, “algunos de los objetivos del censo, como el más básico de recuento de la población, se obtendrán directamente o en buena parte de la información procedente de estas fuentes administrativas, completada con información de la muestra”.
 
En esa misma línea, los datos con componente cartográfica se han obtenido a través de la comparación de los datos territoriales del INE con otras fuentes cartográficas, en especial con los de la Dirección General del Catastro, lo que “permitirá disminuir apreciablemente la dificultad del Censo de Edificios y aumentar la eficiencia y calidad de los datos que se recojan”.
 
Cuatro fases
La operación del Censo 2011 en su conjunto se ha organizado en cuatro grandes fases: una primera fase de generación de información previa consecuencia del aprovechamiento de registros administrativos, utilizando como base la información padronal e información cartográfica; un segunda correspondiente al Censo Exhaustivo de Edificios; una tercera fase de operación muestral dirigida al 12,3% de la población; y una cuarta de explotación de los datos censales y difusión.
 
Para la recogida de datos, el INE contactará con los hogares que sean seleccionados para formar parte de la muestra y los cuales podrán responder a través de Internet o mediante un cuestionario en papel que devolverán por correo. Además y como adelanta Maldonado, “se va a contratar a algo más de 5.000 personas entre agentes censales, encargados de grupo y encargados comarcales que estarán a cargo de la realización del Censo de Edificios y de la recogida de la información de una submuestras de los hogares que no colaboren por Internet ni remitan el cuestionario por correo”.
 
En cuanto a la planificación, el pasado 20 de septiembre se inició la recogida de datos (sistema CAWI), que está previsto finalice el 31 de marzo de 2012. “A partir de entonces”, describe Maldonado, “deben de desarrollarse numerosos trabajos para depurar y contrastar la información recogida por los diversos canales y la procedente de fuentes administrativas referida al 1 de noviembre de 2011, fecha de referencia censal”.
 
De esta forma, se contempla que la difusión de los datos de población y variables básicas de la estructura de la población se realice antes de finales de 2012, procediéndose en 2013 a la difusión del resto de la información. En este sentido y “dado el magnífico resultado de la herramienta de difusión utilizado en 2001, se está estudiando la posibilidad de utilizar también un sistema data warehouse para este censo”.