El CES de Indra en León lidera un proyecto nacional de I+D para la detección de explosivos en infraestructuras públicas
24/09/2010
El Centro de Excelencia en Sistemas de Seguridad (CES) de Indra en León lidera el proyecto SEDUCE impulsado por el Programa CENIT de I+D con el objetivo de desarrollar los conocimientos y tecnologías necesarios para asegurar la detección de artefactos explosivos improvisados (IEDS) en centros e infraestructuras públicas como puertos, aeropuertos, estaciones de tren o de metro.

Fuente:  www.mkm-pi.com    Fecha:  24.09.2010

La iniciativa, que cuenta con un presupuesto de 20 millones de euros, fue presentada hoy en la sede del Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación (Inteco) por el director de Innovación de Indra, José Luis Angoso, ante más de 50 expertos procedentes de diversos puntos del país. Asistieron también al acto el director del CES de Indra en León, Antonio González Gorostiza; el vicerrector de Investigación de la Universidad de León, Alberto José Villena Cortés; el jefe de la División de Control de Proyectos del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), José Rivillas; y el secretario general del Inteco, Fernando Gutiérrez.

SEDUCE (estas siglas en inglés hacen referencia a Sistemas para la Detección de Explosivos en Centros e Infraestructuras Públicas) abarca tanto el estudio de entornos objetivo y sus riesgos como la validación e integración de las tecnologías de detección necesarias para garantizar a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad toda la información para proceder a la intervención de los IEDS. El proyecto se inició en 2008 y culminará a finales de 2011.

El consorcio liderado por el CES cuenta con un amplio abanico de socios industriales y organismos colaboradores. Junto a los expertos de Indra participan en el proyecto Arquimea, Alfa Imaging, Gate, Autoridad Portuaria de Valencia, Das Photonics, ISDEFE, Metro de Madrid, Multiscan Technologies y Ramen. También dispone del apoyo de varios

centros tecnológicos y universidades como las Politécnicas de Valencia y Madrid, la de Valladolid, la Carlos III o la Autónoma de Barcelona. Además, en calidad de observadores y potenciales usuarios, se encuentran Puertos del Estado, ADIF o AENA, entre otros.

El proyecto estudia una solución al problema de detección que plantea la heterogeneidad de los materiales y mecanismos de activación que se emplean en la fabricación de los IEDS. Para su elaboración, se utilizan explosivos industriales (como la dinamita empleada en obras públicas y minas), militares o de fabricación casera que se camuflan en los más diversos objetos cotidianos para hacerlos pasar inadvertidos y añadir elementos que aumenten la letalidad del explosivo al dispersarse como metralla.

Así, sus trabajos están orientados a diseñar un conjunto de tecnologías cuya combinación selectiva optimice la capacidad de detección en cada entorno o tipo de infraestructura. El empleo de distintas técnicas y enfoques permite tanto la detección de trazas (residuos microscópicos) como de grandes masas de explosivos. El estudio conjunto de los entornos y las tecnologías está permitiendo su adaptación y combinación para las características y tipo de amenazas de cada tipo de entorno: puertos, aeropuertos, instalaciones de metro o estaciones de tren.