Las claves para una productividad extraordinaria, en una jornada de Tea Cegos y Avant i+e
16/12/2011
El pasado miércoles 14 de diciembre tuvo lugar en Valencia la presentación de las 5 elecciones para alcanzar una productividad extraordinaria, el modelo de liderazgo, efectividad y productividad de Franklin Covey para un rendimiento superior sostenible.

Fuente: http://www.rhmedia.e  Fecha: 16.12.2011

Gracias a Tea Cegos (partner en España de Franklin Covey) y Avant i+e, pudimos aprender cómo andar el camino hacia la productividad extraordinaria dando respuesta al ritmo de vida moderno: frenético, abrumado y exhausto.

Las personas y las organizaciones a menudo se encuentran atrapados por las urgencias del momento. El ritmo de vida agitado, "el ruido" y las interrupciones a nuestro alrededor pueden distraernos de nuestros objetivos y de aquello que consideramos importante para nosotros.

Hoy en día conseguir una productividad extraordinaria es más fácil y más difícil que nunca. Más fácil por la cantidad de información y de medios que tenemos a nuestro alcance en este mundo global, pero más difícil porque estamos saturados de esa información, no sabemos gestionarla, nos abruma, y además ha aumentado mucho las decisiones que tenemos que tomar a diario y los constantes ataques a nuestra atención: móvil, fijo, e-mail, facebook, skype, etc…

En un vídeo en el que aprendimos mucho, la doctora en psiquiatría Kathleen Nadeau, nos dejo una idea muy marcada: productividad no es lo mismo que ocupación. ¿Cuántas veces hemos visto a nuestros compañeros o a nosotros mismos trabajando más horas de las que corresponden calentando el asiento? Eso no es productividad. Sólo dedicamos el 60% de nuestro tiempo a tareas importantes y desechamos el 40% de nuestro tiempo. Entonces ¿cómo hacemos para mejorar nuestra productividad? La premisa es que todos tenemos potencial para hacer cosas extraordinarias. ¿Qué estás haciendo que te impide hacerlo?

Tea Cegos nos propone 5 elecciones para alcanzar la productividad extraordinaria en la vida personal y profesional:

1.- Actuar en lo importante. Tenemos que ser capaces de discernir bien que es importante-urgente, importante-no urgente, no importante-urgente, no importante-no urgente...... y el miércoles nos dieron la clave: El ROI del tiempo invertido es máximo en el cuadrante de la productividad extraordinaria: importante y no urgente.

2.- Ir a lo extraordinario. Tenemos que definir claramente el potencial, el objetivo y nuestro rol en cada objetivo.

3.- Planificar las “grandes rocas”. Debemos programar bien las prioridades y no dejarnos llevar por los ladrones de tiempo en cada uno de nuestros roles, y contestarnos a la pregunta ¿qué es lo más importante que puedo hacer esta semana en este rol?

4.- Gestionar la tecnología. La tecnología está a nuestro servicio, no para que le sirvamos. Debemos ayudarnos de las herramientas que existen para quitarnos trabajo y alinear nuestras necesidades con su uso.

5.- Alimentar tu energía. Debemos dedicar tiempo a renovarnos física y emocionalmente, y hacer hueco para encontrarnos con amigos, hacer deporte y desconectar de la rutina que nos abruma.

Con todo esto conseguiremos promover la grandeza, nuestra y de nuestro entorno, buscando siempre la productividad extraordinaria bajo un paraguas de principios sólidos y valores de excelencia personal y profesional.