Cloud, la movilidad y el vídeo protagonizan las compras y fusiones tecnológicas
16/05/2011
Tanto el número de fusiones y adquisiciones tecnológicas como el valor de este tipo de acuerdos crecieron a nivel mundial durante el primer trimestre de 2011 en comparación con el mismo periodo del año anterior, según Ernst & Young. Cloud computing, la movilidad inteligente y el vídeo se encuentran entre las principales tendencias que impulsaron estas operaciones.

Fuente:  www.networkworld.es   Fecha:  16.05.2011

Las estimaciones de Ernst & Young concluyen que, cloud computing y SaaS fueron los impulsores de muchos acuerdos durante el primer trimestre de 2011, así como las operaciones de compra proveedores de servicios y contenidos por parte de los fabricantes de dispositivos móviles para introducirse en industrias tradicionalmente no tecnológicas. También el vídeo tuvo una presencia destacada en todos los sectores durante el periodo, al igual que los acuerdos transfonterizos.
“Estas tendencias hablan del rápido camino de cambio impulsado por cloud, el networking social y la movilidad inteligente, y de cómo la tecnología se está convirtiendo en una parte creciente de la vida diaria, no sólo laboral”, afirma Joe Steger, responsable de servicios de consultoría en transacciones tecnológicas de Ernst & Young. "En el mundo de los negocios, las tendencias reflejan que la información se está convirtiendo en un componente clave del valor de todos los productos y servicios (…) Estas innovaciones tecnológicas verdaderamente atractivas, las crecientes reservas de caja de las compañías tecnológicas y la buena evolución en este primer trimestre sugiere un gran año en su conjunto en compras y fusiones”, asegura Steger.

Las compañías no tecnológicas compraron el 15% del valor del total de acuerdos cuyos términos económicos han sido desvelados, lo que demuestra que los límites entre sectores se están difuminando a un ritmo creciente. Asimismo, durante el primer trimestre de 2011 se realizaron un mayor número de transacciones de compra y fusión pequeñas y estratégicamente focalizadas, siguiendo una tendencia iniciada en 2010.

Las empresas están continuamente realizando e integrando múltiples pequeñas compras para dar respuesta a iniciativas de negocio estratégicas. Para Steger, este comportamiento permite a los compradores mantener su competitividad y además capitalizar las tendencias actuales y en evolución. "Sin embargo, dado el rápido ritmo de las compras y fusiones y la naturaleza competitiva de estos acuerdos, sigue siendo necesario valorarlos de forma rigurosa y con la diligencia debida”.