Cómo innovar y triunfar en un clima de cambio
21/09/2011
Michael A. Cusumano, autor de un libro sobre cómo manejar la estrategia y la innovación en un clima incierto, cree que la solución para que una empresa se mantenga exitosamente en el mercado está en mantener agilidad y capacidad para diferenciarse de la competencia.

Fuente: www.mercado.com.ar   Fecha:  21.09.2011

Dada la velocidad del cambio tecnológico y sus efectos en la competencia, los gerentes deberían prestar atención a dos cosas que, en cierto sentido, son opuestas.

Una es agilidad. Viene en formas diferentes, pero básicamente es la habilidad para adaptarse rápidamente y hasta anticipar y liderar el cambio. En su forma más amplia, la agilidad afecta el pensamiento estratégico, las operaciones, la innovación tecnológica y la capacidad para innovar en productos, procesos y modelos de negocios. El segundo principio que tiene que tener en cuenta un gerente general es desarrollar capacidades profundamente diferenciadoras para permitir al negocio crear productos o nuevas versiones de productos y servicios que verdaderamente lo separen de la competencia y permita a la compañía aguantar a pesar de los errores estratégicos o cualquier otros cambios imprevistos en la competencia y los mercados.

A veces, esas capacidades están en los procesos, como las habilidades “just-in-time” de Toyota en fabricación y gerenciamiento de cadena de suministro. En otros casos, es tener una profunda comprensión de las necesidades de los clientes, como hizo IBM durante cien años para entender cómo usan y procesan datos las empresas.

En un principio, los gerentes de IBM, liderados por Lou Gerstner, identificaron bastante bien el problema de la comoditización. Primero lo vieron con el propio hardware de IBM y sus mainframes, y luego lo vieron con la computadora personal. Comprendieron que había guerras de plataformas y que si bien eran los arquitectos de uno de los nuevos sistemas, no podrían controlar la nueva plataforma.

Advirtieron también que habían perdido frante Microsoft e Intel el control de la PC. Que había empresas en el extranjero con menores costos y productos de hardware parecidos y que se vendían a precios mucho más bajos que los suyos. Que las computadoras personales se usaban para hacer muchas de las cosas que antes habían los mainframes y que en lugar de pagar un millón de dólares en hardware, las empresas se arreglaban gastando sólo algunos miles.

Lou Gerstner, quien fue CEO y presidente del directorio desde 1993 a 2002, advirtió junto a su equipo de colaboradores que había cambiado el modelo de negocios en computación y era más difícil hacer dinero con hardware. Una alternativa era desarrollar más capacidades en servicios que ayudaran a los clientes a usar el nuevo hardware y las tecnologías de software que venían con las PC primero, luego el software de fuente abierta como el sistema operativo Linux. Finalmente, lograron la forma de monetizar esos servicios y ampliar sus capacidades.

IBM logró superar una situación que había puesto en peligro la continuidad de su existencia misma.