Compuware presenta un nuevo entorno de gestión mainframe
30/09/2011
Según la empresa, permite mejorar la productividad entre un 15% y un 19%.

Fuente: www.techweek.es   Fecha: 30.09.2011

 Compuware presentará a un nutrido grupo de grandes empresas españolas un nuevo y moderno entorno abierto para la gestión del desarrollo de aplicaciones en entorno mainframe, denominado Workbench.

Según la empresa, ha llegado el momento de que las grandes organizaciones con mainframe aborden un cambio del interfaz que facilite el reto de relevar generacionalmente a los profesionales que hasta ahora han gestionado estas plataformas.

Compuware presentará este nuevo entorno de gestión, que permite una mejora de la productividad de entre un 15% y un 19%, en una reunión en la que estarán grandes empresas de un amplio espectro de sectores de la actividad económica tales como BBVA, Bankia, Banco Popular, CECE, Infocaja, Gnesis, Generali, Mutua Madrileña, El Corte Inglés, Iberdrola, Telefónica, Coritel, Indra, Everis o Ibermática.

El nuevo entorno de trabajo (Workbench) es intuitivo y utiliza un interface gráfico de usuario (GUI), basado en Eclipse, un entorno común y desde el cual se inician todos los productos de Compuware, ofreciendo capacidades de gestión tanto en distribuido como en mainframe.

Según María José Talavera, directora general de Compuware para España y Portugal, “la mejora de la productividad que proporciona este nuevo entorno es espacialmente significativa en los actuales momentos de crisis económica, ya que está castigando fuertemente a estas plataformas, muy afectadas directamente por los recortes de presupuestos”.

El reto que plantea la jubilación de una generación de profesionales

Uno de los retos a los que se enfrenta la industria es la jubilación de toda una generación de profesionales de TI, que inició su carrera hace 30 años. Estos profesionales han desarrollado sus responsabilidades con arquitecturas de aplicaciones, lenguajes y habilidades distintas a las actuales. Ello plantea que su progresiva jubilación suponga un impacto significativo para mantener operativos numerosos sistemas heredados y que entroncan directamente con el negocio de las compañías.

El problema que se plantea es que los nuevos programadores que lleguen a ellas, y que han crecido con tecnologías digitales, no tienen experiencia con las tradicionales pantallas verdes (interface TSO/ISPF). Ello implica que estas nuevas generaciones, no solamente han de ser entrenadas para entender las aplicaciones que tienen que soportar, sino también poder hacerlo en un entorno de desarrollo ya obsoleto.

Con esta nueva solución de Compuware se reduce significativamente la curva de aprendizaje.