Conozca las tendencias que transformarán este año la tecnología de su empresa
18/03/2011
Un informe de Accenture desafía a los puntos de vista convencionales sobre las tecnologías de la información. Predice notables cambios en la computación de las compañías y en cómo las organizaciones manejarán los datos propios y de su ecosistema

El mundo emergente de la tecnología de la información (TI) tiene, como características, que los datos reinan, las plataformas sociales evolucionan como una nueva fuente de inteligencia empresarial, y la computación en la nube (“cloud computing”, en inglés) contribuye al rol como un elemento que impulsa el crecimiento de las compañías.

Así lo pronostica un informe de la consultora Accenture al que tuvo acceso iProfesional.com.

La investigación, denominada Technology Vision 2011, identifica ocho tendencias emergentes que desafían supuestos arraigados sobre la TI y apuntan a redefinir el panorama empresarial.

El informe, además, ofrece “pasos de acción”, que pueden seguir las empresas y los gobiernos para prepararse para el nuevo mundo de la computación.

“Nos asomamos al futuro y vimos un mundo de TI que apenas se asemeja a la computación empresarial que vemos hoy en día,” explicó Gavin Michael, director ejecutivo de R&D, a cargo de supervisar el proyecto.

“El rol de la tecnología está cambiando. Ya no se trata de uno de soporte. En cambio, impulsa desde el liderazgo el desempeño empresarial y enriquece las vidas de las personas como nunca antes”, señaló.

¿Cuáles son estas olas de tecnología que están redefiniendo el panorama de los negocios?:

Con los datos bien puestos
Los datos toman su lugar correcto como una plataforma. La era en que todo se visualizaba a través de la lente de una aplicación está llegando a su fin.

Lo que viene es un mundo en el cual la cantidad, las velocidades de procesamiento y la distribución de datos obligan a los líderes de TI a ver el mundo a través de otra lente, la de los datos.

Si bien el énfasis en las aplicaciones seguirá siendo importante, este modo de pensar dará lugar al énfasis en estos últimos.

Análisis inteligente
La analítica emerge como un importante factor diferenciador y un creador de valor para los negocios.

¿Por qué? Porque da impulso al “insight”, que lleva a una mayor comprensión de los clientes y los mercados.

Y esa comprensión genera productos innovadores, una mejor selección de dichos clientes, mejores políticas de precios, y un crecimiento superior tanto en ingresos como en ganancias.

Pero, a pesar de la constante alarma que pide la integración de datos en la totalidad de cualquier organización, no existirá tal cosa como una plataforma, tecnología o modelo de implantación de analítica integrada.

El surgimiento de tecnologías tales como la computación en nube está modificando la manera en que los datos son generados, recogidos y almacenados en toda una organización.

En la práctica, esto requerirá un enfoque distribuido para la analítica.

Computación en la nube
La actitud en torno a la "cloud computing" variará desde los beneficios obvios pero no diferenciadores, como por ejemplo la reducción de costos, a una infraestructura sobre la cual la nube tendrá un verdadero impacto: en áreas como el software como un servicio (Software-as-a-Service, SaaS) y la plataforma como un servicio (Platform-as-a-Service, PaaS).

En conjunto, estas categorías permitirán que la TI cree valor a través de una combinación de reducción de costos, velocidad al mercado, agilidad y la capacidad de integrar elegantemente los procesos de negocios con los socios y proveedores.

Chau servidores, hola servicios
La tecnología de la información evoluciona desde un mundo basado en los servidores a otro que se orienta a los servicios.

Las empresas se alejan rápidamente de sistemas monolíticos casados con uno o más servidores para acercarse a servicios más detallados y reutilizables, distribuidos dentro y fuera de la empresa.

La meta: desacoplar la infraestructura, los sistemas, las aplicaciones y los procesos de negocios entre sí.

La evolución, que se ve impulsada por la constante maduración de las herramientas de soporte, los marcos y las metodologías, tendrá importantes repercusiones para todos los niveles de la pila arquitectónica empresarial, desde la infraestructura hasta las aplicaciones.

Seguridad con inteligencia
En el pasado la arquitectura de TI giraba en torno de la idea de la seguridad al “100 por ciento”. Pero no existe tal cosa como algo infalible en cuanto a información.

La mentalidad de la fortaleza debe dar lugar a un enfoque realista y práctico en relación con la seguridad de TI, elaborado sobre una arquitectura de seguridad en cascada del tipo réflex, que responda proporcionalmente a las amenazas en el lugar y en el momento en que ocurren.

Las nuevas soluciones y arquitecturas de seguridad, como los reflejos humanos, responderán instintivamente a la mayor velocidad, escalada y variedad de ataques.

La automatización se convertirá pronto en un componente obligatorio dentro de la estrategia de seguridad general de toda organización de TI.

Datos privados
Justo cuando las organizaciones líderes se dan cuenta de que no existe algo así como un cien por ciento de seguridad en TI, la total privacidad de los datos se ve expuesta como un mito.

Al avanzar, las organizaciones deberán ser proactivas en la comprensión de los riesgos que surgen en torno al uso y mal uso de los datos personales, incluyendo la especial atención que deberá prestarse a las disposiciones en esta materia en todo el mundo.

En Accenture esperan que los actores principales desarrollen niveles superiores de comprensión en toda la empresa, acerca de las distinciones entre ser un procesador de datos – en general, manejar los datos personales de otros – y ser un controlador de los mismos, disminuyendo así los riesgos de brechas no intencionales en las disposiciones sobre privacidad y las percepciones de interrupciones a la privacidad.

Plataformas sociales como manantiales
La evolución de los medios sociales continuará irrumpiendo en la manera en que las compañías hacen negocios, planteando nuevos desafíos para la TI a medida que ésta intenta explotar los medios sociales en la empresa.

¿Cuál es el elemento que impulsa este cambio? La transformación de las redes sociales en plataformas sociales, cada una con su ecosistema para alimentar niveles de interacción cada vez más profundos.

El rico historial de información que las personas dejan en las plataformas sociales al interactuar con otros será una forma de identidad mucho más valiosa - una "identidad social " – que las más tradicionales y aisladas.

Es decir, será más enriquecedora para los negocios que lograr que un individuo se registre en el sitio web de la empresa.

La experiencia de usuario es lo que importa
En la actualidad, el diseño de los procesos de negocios está impulsado por la optimización y la reducción de costos.

En el futuro, será impulsada por la necesidad de crear experiencias de usuario superiores, que ayuden a aumentar la satisfacción de los clientes. Dichas experiencias requerirán enfoques con más niveles que los típicos de hoy en día.

Como tal, el diseño de aplicaciones será un ejercicio multidisciplinario: en general manejado por arquitectos de TI y propietarios de negocios. En el futuro involucrará a la optimización desde la perspectiva de actor del proceso, con énfasis en la simplicidad y en la eliminación de ineficiencias.