Las consultoras creen que la bajada de tarifas distorsiona el mercado
07/03/2011
La Asociación Española de Empresas de Consultoría (AEC) considera que el ajuste de tarifas que vive el sector está haciendo perder valor al negocio de la consultoría para convertirlo en una commodity, "con lo que se produce una distorsión del mercado". Para 2011 prevé un incremento de la facturación entre un 3% y un 4%, por el tirón de las telecomunicaciones.

Fuente:  www.cincodias.com   Fecha:  07.03.2011

No ha sido el año pasado un ejercicio especialmente boyante para el sector de la consultoría. Las estimaciones que contempla la AEC, la patronal de las consultoras, a falta de datos definitivos, es que el negocio podría estar en línea con el del año 2009, cuando creció un 0,7%.

Según Enrique Arias, presidente de la AEC, "mantendremos el tipo en 2010", pero, a diferencia del ejercicio anterior, habrá notas distintivas. Arias habla de que el negocio nacional de las consultoras ha podido caer entre un 5% y un 10%, compensado, para llegar al equilibrio, con las ventas en el exterior.

"En cambio, el volumen de trabajo no se ha visto reducido, hasta el punto de que algunas consultoras han contratado más personal, como el caso de Accenture, que en septiembre fichó a 600 personas", apunta Arias.

Una perspectiva distinta es la que espera la AEC para 2011. La patronal confía en que se alcanzará un incremento en la facturación que oscilará entre el 3% y el 4%. En cuanto a las áreas de trabajo, añade que tendrán la misma distribución y peso en el negocio que hasta ahora, encabezados por los servicios del desarrollo e integración y el outsourcing.

Donde sí habrá cambios será entre los sectores demandantes de consultoría. Arias habla de la fuerza que tendrá el de las telecomunicaciones. "Las nuevas tecnologías, el negocio de internet o de los móviles están haciendo crecer a las empresas tecnológicas y éstas tendrán necesidad de nuestros servicios. La verdad es que no sabemos dónde parará este sector".

Arias resalta un factor que está incidiendo negativamente, desde hace algún tiempo, en el crecimiento del sector. Es el referido a la bajada en el precio de las tarifas. "No es una cuestión de competencia entre consultoras, sino que estamos asistiendo a un cambio sobre el reconocimiento del valor que aportamos", expone.

Pérdida de calidad

A su juicio, la cuestión puede radicar en el propio cliente, que no valora el trabajo de las consultoras. "Esto hace que nos convirtamos cada vez más en una commodity, lo que induce a una dinámica de bajada de precios. Así se producen casos de consultoras que prefieren bajar los precios antes que echar a gente, con la consiguiente pérdida de calidad. La crisis ha agudizado esta tendencia".

El doble papel de las Administraciones públicas

Las Administraciones públicas han podido reducir entre un 15% y un 20% su peso en la demanda de los servicios de consultoría el año pasado. Para 2012, la AEC confía en que el sector público "vuelva a alcanzar la cuota de mercado que debería tener". Asimismo, Arias confiesa que el ámbito público debería dar ejemplo y no incidir en la rebaja de tarifas favoreciendo las "subastas masivas".

En 2010 el negocio de las consultoras se ha repartido al 50% entre el outsourcing y la integración de sistemas y consultoría. Las entidades financieras han vuelto a estar entre los principales demandantes de servicios de consultoría. Arias cree que la transformación que están sufriendo las cajas no restará en el negocio de las consultoras. "Habrá menos entidades, pero proyectos más importantes".