"Las consultoras españolas han demostrado en la crisis su capacidad para competir globalmente"
22/07/2011
Tomás Contreras. Presidente de la AEC

Fuente:  www.computerworld.com   

En el último informe de la AEC se pone de manifiesto el peso que el negocio internacional ha adquirido en el sector español de la consultoría. ¿Ha tenido que llegar una crisis para que las consultoras impulsen el negocio fuera de España?

  Sí y no. Digamos que en los últimos años el sector de la consultoría en España ya había ido adquiriendo más capacidades y esto es lo que ha posibilitado que, cuando ha tenido que dar servicios fuera, haya podido hacerlo. No es que las empresas españolas de consultoría hayan adquirido la capacidad para dar servicio internacional gracias a la crisis, sino que cuando ha llegado ésta han tenido que poner en valor sus capacidades de competir con los grandes gigantes internacionales del sector.
De cara a este 2011, en la AEC prevén un comportamiento del sector similar al experimentado en 2010…
   Sí. Aunque vemos una atonía de la demanda interna, observamos también que sigue al alza la capacidad de las empresas españolas de desarrollar consultoría en los mercados internacionales , tanto por sus propias soluciones como por su capacidad de ejecución de proyectos y servicios . Y aunque esperamos un comportamiento similar en precios , con la presión que había, y restricciones de presupuesto, será un año positivo.
Hablaba de la presión de los precios. La crisis ha impactado con fuerza en los márgenes de las consultoras ¿ Cómo valora ese aspecto?
   Es uno de los problemas más grandes que tiene el sector en los últimos tiempos. La presión en los precios está siendo muy importante. Es cierto que es un sector dinámico y agresivo como éste la competencia es sana, porque tratamos de ofrecer a los clientes servicios de valor añadido pero asequibles, pero, dicho esto, lo cierto es que se está produciendo una cierta tendencia a la “ commoditización” de nuestra actividad y esto nos preocupa. Y no sólo nos preocupan los márgenes . Para nosotros es una prioridad estratégica mantener la capacidad de ofrecer valor añadido y eso sólo se consigue con los mejores profesionales, tratando de retenerlos, formarlos y hacer que crezcan profesionalmente. Por eso nos empeñamos en que haya unos estándares básicos de desarrollo profesional y de formación a pesar de la coyuntura actual.
La Asociación anunció que ´profesionalizaría´ la actividad de su máximo responsable nombrando a un presidente ejecutivo. Usted es ahora presidente en funciones de la AEC tras la marcha de Enrique Arias y no existe el rol de director general. ¿Cuándo llegará el presidente ejecutivo?
   Nuestra pretensión es tener un presidente ejecutivo, que no esté ligado a ninguna empresa que forme parte de la asociación, este año. Aunque nuestro principal objetivo es acertar con el candidato, elegir al más idóneo para representar os objetivos de la AEC, un profesional de prestigio con capacidad de interlocución y que sepa transmitir al mercado nuestras propuestas ,necesidades, inquietudes… Ahora estamos trabajando en la búsqueda de este perfil.
¿Hasta ahora sus mensajes no llegaban a la sociedad?
   No. No tenemos capacidad suficiente para transmitir quiénes somos y el papel que podemos jugar. Por eso, después de una profunda reflexión estratégica que realizó la dirección de la asociación hace un año, decidimos cambiar el modelo de presidencia.
¿Y qué me dice de la propuesta de Valueshore de la AEC? ¿Ha calado en el mercado?
   Está teniendo un grado de proyección aceptable, pero queremos potenciar esta propuesta y mejorar la imagen que tiene España en el exterior para que , más de un destino offshore , o mano de obra unitaria y de bajo coste, sea un destino de Valueshore , o que aporte valor añadido a clientes del mundo entero.

El anterior presidente de la AEC, Enrique Arias, se lamentaba de la excesiva atomización del sector. Parece que se está acelerando el proceso de concentración con compras como la de Gestor por parte de Logica. ¿Cómo ve esta tendencia?

   En efecto, algunas empresas pequeñas que trabajaban directamente con clientes o proveedores de las empresas grandes del mercado de la consultoría se están fusionando, algunas están cerrando y sus profesionales se están dispersando en empresas de mayor tamaño. Que haya una cierta concentración del sector es positivo en un momento difícil como el actual. Por otra parte, los cambios accionariales que hay en muchas empresas del mercado no son relevantes para la asociación.

Un problema del sector desde hace años es la falta de talento. ¿Sigue éste siendo el caso?
   Sí, lo cierto es que según las estadísticas de los últimos años, el número de titulados superiores en carreras científicas o tecnológicas se está reduciendo de forma sostenida pero continuada. Esto nos tiene que hacer reflexionar como sector. Para nosotros es muy importante atraer y retener a los mejores profesionales. Por eso hacemos mucho énfasis en poner en valor nuestra marca como sector, no sólo de cara a los actuales profesionales sino a los que están ahora decidiendo su futuro profesional. Que vean que la nuestra es una profesión con futuro.
Una tendencia absolutamente en boga como es cloud computing, ¿cómo impacta en el negocio de las consultoras de Tecnologías de la Información?
   La innovación siempre impacta de forma positiva en el sector de la consultoría de las TI, y cloud computing abre un nuevo modelo diferente de gestión de las TI que ofrece muchas oportunidades en las que habrá que ir avanzando y configurando. En cualquier caso, creo que es una innovación de peso que facilita un elemento esencial en las TI como es la globalización, y que va a incidir de forma muy positiva en el sector, ya que nos permitirá desarrollar y crear propuestas de valor que permitan a los clientes incrementar sus ventajas competitivas y ser más eficientes.