Contenidos digitales para la vida diaria
08/10/2012
Gracias al proyecto Adapta miles de sensores instalados en marquesinas o en el teléfono captarán las emociones personales para ofrecer la información más útil para cada individuo en cada momento

Fuente:  http://www.larazon.es 

El proyecto de I+D+i de Indra, «Adapta», pretende crear contenidos interactivos para los usuarios de plataformas digitales en cualquier ámbito de la vida. Por ejemplo, en la educación se «podría captar las emociones de los alumnos y recomendar temas al profesor. Sería muy bueno para agencias de publicidad o productoras captar reacciones del usuario. No es lo mismo querer emitir un anuncio de barcos para un público que no le interesan que para aficionados» explica Pablo Sánchez del Valle, gerente de Media en Indra.
 

Podría servir tanto para recomendar a un conductor que descanse si le percibe cansado como para ofrecer información a un viajero en el hotel o en paneles de estaciones. Básicamente una red de sensores recogerían las características del usuario y sus emociones y «una vez captadas sus características, se le recomienda el contenido que el sistema entiende que más necesita. En ningún momento se traspasa la barrera de la privacidad, puesto que lo que se capta son detalles innatos», explica Sánchez. Cuando se necesite sincronizar el sistema con dispositivos móviles, será el usuario quien acepte las condiciones de privacidad.

Un lenguaje común
Una base de datos almacenará las características de las persona y aprenderá sobre sus preferencias. Ya están disponibles en el mercado todo tipo de sensores y micrófonos e incluso existe un potente aliado en la tecnología de reconocimiento gestual Kinect de Microsoft –de uso habitual en videojuegos–, para evitar que el usuario tenga contacto físico con la plataforma emisora (que podría ser un teléfono móvil, una marquesina, un televisor...).

Los rasgos, las opiniones y sonidos de los usuarios y las características del entorno servirán para definir contenidos. Con los perfiles se desarrollarán diferentes temas, se seleccionarán y se enviarán de forma instantánea a los receptores; unas operaciones que exigen un lenguaje común entre aparatos electrónicos. La compañía espera tener listos dos pilotos para 2014 y 2015; el primero se instalará en un espacio público y emitirá información turística a los viajeros durante el verano. Podría incluir tecnologías holográficas, robóticas o móviles. El segundo ofrecerá contenidos de interés a través de la televisión de la habitación del hotel. El consumidor, que puede ser un individuo o un colectivo especial como personas con discapacidad, podrá conocer productos y acceder a juegos, disfrutar de una guía virtual por la ciudad y descargar la información a su móvil.
 

El proyecto cuenta con un presupuesto de 2,5 millones de euros y forma parte del programa Feder-Innterconecta del CDTI. Forman parte del mismo el Grupo Secuoya, Ingenia, Wellness Telecom, la Fundación para la Investigación y el Desarrollo de las Tecnologías de la Información en Andalucía (Fidetia) o las universidades de Sevilla, Málaga, Granada o la Politécnica de Madrid entre otros.