«La creatividad puede sistematizarse»
12/03/2012
Con más de 36.000 profesionales y clientes en más de 110 países, Indra es una de las principales multinacionales de Tecnologías de la Información en Europa e Iberoamérica. Carlos Rebate, responsable del Centro de Desarrollo Global de Transporte, Tráfico y Defensa de la compañía, impartió en la Politécnica de Gijón una charla sobre creatividad.

Fuente:  www.lavozdeasturias.es  Fecha:  12.03.2012

¿Cuál es la misión de su Centro de Desarrollo? Un Centro de Desarrollo Global es un centro de desarrollo de software. En este caso, software de transporte, tráfico y defensa.

En su conferencia, habla de un nuevo paradigma de creatividad en las empresas ¿En qué consiste? En encontrar una manera metodológica y sistemática de interrogar a la realidad. La creatividad parece un don porque no ha habido demasiado esfuerzo en sistematizarla y desarrollarla, pero puede hacerse. De hecho, es algo que en los niños viene de serie; un niño ya es creativo.

¿Por qué perdemos esa creatividad? Por la repetición. Al final se crean patrones, se mutila la percepción que tenemos del mundo. Hablamos de miopía, de pérdida de visión, ceguera.

¿El sistema de aprendizaje nos perjudica? El aprendizaje es duro pero necesario. Uno necesita aprender para vivir en el mundo y no tener que cuestionarse cada cosa que hace. Pero la raíz del aprendizaje es la repetición. Cuando un estímulo nuevo entra, pasa por un circuito que genera una salida preconcebida. Hay muchas opciones que, simplemente, no vemos.

En el libro que ha escrito junto a Alicia Fernández del Viso, propone un sistema de ‘ruedas’ para mejorar ese circuito. ¿Cómo funciona? Cada rueda tiene un conjunto de lugares y símbolos, en círculos concéntricos, que significan algo para el sujeto. Cuando se giran y se combinan entre sí, el resultado es una interrogación, una pregunta que te hace pensar en algo desde un punto de vista diferente.

Parece algo lúdico Lo es. Sólo el hecho de hacer las ruedas te ayuda a pensar. Ver la creación como un juego y el mundo con otros ojos.

También hablan de utilizar “la magia renacentista”.

Giordano Bruno pensaba que la impresión y la memoria de imágenes, símbolos y diagramas ayudaba a transformar a la imaginación. La nemotecnia o el arte de la memoria era una disciplina que el mago o filósofo renacentista usaba para imprimir en su mente imágenes nuevas, que le ayudaran a pensar diferente.

¿Se ha aplicado ya este método en alguna empresa? Muchas de las técnicas individuales son conocidas, pero no las he viso aplicadas en conjunto. En Indra tenemos 10 años de experiencia en proyectos de investigación relacionados con la integración laboral de personas con discapacidad, y se utilizan algunas.

¿Por ejemplo? El Head Mouse , que permite a una persona con discapacidad motriz mover el ratón con la cabeza. Empiezas pensando en las alternativas para mover algo. Piensas en la cabeza, en los ojos... Nos dijeron “queremos escribir”, y les pusimos un teclado en pantalla. Luego nos dijeron, “queremos escribir más rápido”, y pusimos un mecanismo de predicción para que, con el mínimo número de clics, escribieran el mayor numero de palabras. Otro ejercicio que hicimos fue imaginar como sería la vida de una persona con discapacidad que se incorporase a la empresa. Cómo se comunicaría, como interactuaría con los sistemas de gestión habituales; cómo sabría dónde está, dónde ir... La técnica, en este caso, es idealizar la vida de la persona en cuestión. De ese modo, rompes la necesidad de pensar en que las cosas como tienen que ser. Innovando en facetas como esta generas un importante impacto en la sociedad.

¿Cómo podrían, padres y educadores, potenciar la creatividad en el sistema de aprendizaje? La clave está en la capacidad de interrogarnos, de depositar preguntas en nuestra mente, de ser capaces de depositar las preguntas adecuadas en el momento adecuado y dejarles que se respondan, no responderlas nosotros.

Como la mayéutica Sí, es una mayéutica. En la presentación hay una frase de Tagore, el poeta bengalí, que dice que el considera que la educación no debe ser inyectada, como por bombeo, de fuera a dentro, sino que debe surgir un espontáneo fluir de dentro a fuera.

.