Crece el consumo con menos inflación
04/10/2011
De acuerdo a un informe de la consultora especializada Deloitte, entre los rubros más dinámicos se destaca Indumentaria, Calzado y Textiles con un repunte interanual del 48%. Un signo de firmeza del consumo fue la demanda de financiamiento, que durante el primer semestre registró un avance interanual del 41,6%.

Fuente:  www.lmneuquen.com.ar   Fecha: 04.10.2011

De acuerdo con el estudio de Deloitte, “el sector continúa mostrando un crecimiento muy sostenido y relevante. Según la información que genera el INDEC, durante julio de 2011 el sector de supermercados creció un 16,7% con relación al mismo mes de 2010 y las ventas (a valores corrientes) tuvieron un aumento de 29,1% con respecto a julio de 2010 y de 8% versus junio pasado”. Estos valores, en la visión de la consultora, muestran un crecimiento real del sector comercial, que está generando nuevas aperturas y desarrollos en todos los formatos. Esta situación se vio apuntalada por la actividad excepcional de la industria. El dato relevante es que la continuidad del crecimiento convive de la actividad en el primer semestre del año fue acompañada por un amesetamiento de la inflación. En este conexto, Daniel Vardé, autor del reporte y socio a cargo de la práctica de Consumo Masivo de Deloitte sostuvo que “si bien hay una fuerte polémica sobre los impactos que el mal llamado recalentamiento genera en la economía, es indudable que la expansión existe y no parece detenerse”.

Expansión del PIB e inflación

El informe menciona un crecimiento del PIB del 9,5%, según el INDEC y sostiene que los indicadores privados también dan cuenta de cifras positivas importantes, aunque algo inferiores. Algo similar ocurre con el sector industrial y el EMI (Estimador Mensual Industrial). En materia de inflación, desde enero la comparación interanual de los datos no oficiales muestra una leve tendencia a la baja. Los registros de agosto evidencian una suba de los precios en torno al 24 ó 25 por ciento interanual; valor que se ubica por debajo de las cifras registradas a principios de año.

En cuanto a la situación fiscal, la probabilidad de que ésta se transforme en un problema para la coyuntura doméstica es baja en el corto plazo, ya que las necesidades de financiamiento para el año están cubiertas. En tanto, la novedad que genera algún “ruido” de raíces domésticas está vinculada al mercado de cambios, donde el margen de maniobra del BCRA se redujo levemente. Pero según los técnicos de Deloitte, la autoridad monetaria cuenta aún con un stock importante de reservas.

“En un escenario como este –apunta el estudio- y de no materializarse ninguna de las amenazas que acechan a la economía mundial, nada hace prever que pueda haber una escalada en los riesgos en el corto plazo, con lo cual es altamente probable que todo siga sin cambios hasta fin de año.”

Ventas de supermercados

Según los datos relevados, las ventas en supermercados a precios constantes deflactadas por el IPC no oficial crecieron 0,8% anual en el primer semestre de 2011, mientras que las ventas en los centros comerciales se expandieron 4,2%. Las cifras, menores a las informadas por el INDEC, son sensiblemente más bajas a las registradas en los primeros dos trimestres de 2010 (7,4% y 20,5%, respectivamente) e incluso a las de los últimos dos cuartos del año pasado (5,4% y 11,6%, respectivamente), aunque en buena medida ello se debe a que en 2010 se comparaba contra 2009, un año marcado por el freno inducido por la crisis internacional y la mala cosecha local.

Demanda de financiamiento

El estudio indica que la expansión en la demanda del financiamiento demuestra un signo de certeza en el crecimiento del consumo. Los préstamos privados para consumo, créditos personales y tarjetas experimentaron una fuerte aceleración y registraron un avance interanual de 41,6% en el primer semestre de 2011. Mayor aún es el repunte de los créditos prendarios, otorgados especialmente para la compra de automotores, que alcanzaron un expansión del 49,8%.
A pesar de las expectativas positivas que se esperan para 2011, aún existen riesgos de carácter domésticos y externos que continúan latentes, como la economía de Brasil, contexto de crisis internacional y fuga de divisas entre los más importantes.

Para Deloitte , este deterioro del escenario mundial constituye un fuerte desafío para la política económica local que ahora debe aumentar sus preocupaciones frente a un eventual shock negativo internacional, sin dejar de mirar de reojo la relación entre crecimiento e inflación.

Indumentaria, calzado y textiles, la mejor performance

Entre los diferentes rubros, “Indumentaria, calzado y textil” lideró la expansión en la primer parte de 2011 con un crecimiento interanual en el valor de las ventas, en términos nominales es decir; incluida la inflación, del 48,3 por ciento.

El segundo en performance fue “Artículos de limpieza y perfumería” con un incremento 28,6% en comparación con el mismo período de 2010.
Por el contrario, el rubro que peor se desempeñó fue Electrónicos y Artículos para el hogar que, tras haberse expandido 66% y 51,2% en los dos semestres de 2010, durante los primeros seis meses de 2011 arrojó una tasa de 19,1%.

En lo que se refiere a la participación de cada rubro en las ventas totales en supermercados, Alimentos y Bebidas es el principal con una participación de 66,6%, lo sigue Artículos de limpieza y perfumería con el 14,4% y, finalmente se encuentra Electrónica y Artículos para el hogar con un 6% de los totales.