Crece la contratación de terceros en América Latina
10/11/2010
La encuesta a 300 ejeutivos senior de las compañías de la lista de la revista “Fortune 1,000”, mostró que el 69% de los entrevistados considera el costo de mano de obra como la principal razón a favor de América Latina en contratación de servicios de outsourcing

Fuente: http://www.eluniversal.com.mx    Fecha:  10.11.2010

La segunda edición anual del “Estudio Ejecutivo de Outsourcing” de Capgemini, reveló que América Latina es el tercer destino más popular de outsourcing, con 25% de empresas que dijeron tener contratos con esta región, por debajo de China, con 27%, y la India, país situado como el primer lugar con 60%.

La encuesta a 300 ejeutivos senior de las compañías de la lista de la revista “Fortune 1,000”, mostró que el 69% de los entrevistados considera el costo de mano de obra como la principal razón a favor de América Latina en contratación de servicios de outsourcing. Otros atributos fueron tecnología y capacidades de infraestructura, mano de obra calificada y estabilidad económica.

También se mencionaron como razones relevantes la proximidad con Estados Unidos, así como la alineación de la zona horaria y la neutralidad de acento. Todos son elementos que en especial México puede aprovechar.

Ante los resultados obtenidos la empresa Capgemini considera que el outsourcing en la región seguirá creciendo, pues el 45% de los ejecutivos que actualmente no subcontratan en América Latina aseguraron que su compañía podría estar interesada en hacerlo en el futuro.

Capgemini es una empresa de TI, consultoría, outsourcing y servicios profesionales que registró ingresos mundiales por 8 mil 400 millones de euros en el año 2009 y proporciona soluciones especializadas para sectores como manufactura, automotriz, consumo, retail, servicios financieros y sector público. En México Peter Kroll funge como director general quien confía en el potencial que tiene el país en el tema de outsourcing.

¿Cómo llega Capgemini a México?

Esta empresa lleva unos tres años en el mercado, llegó en el año 97 a raíz de un gran proyecto que ganamos con Pemex, pero estuvo abandonada durante un tiempo porque se enfocó mucho en otros mercados como el europeo y el norteamericano y no en mercados emergentes, lo cual ha cambiado y hoy el enfoque es poner más atención a mercados como Latinoamérica, por lo que empezamos a montar una empresa más grande.

Hoy prestamos servicios en la parte de outsourcing, desarrollo de sistemas a medida, implementaciones de paquetes como SAP y Oracle y cada vez más sistemas de inteligencia de negocios que tienen que ver con monitoreo de procesos y nuevas arquitecturas.

¿México está preparado para ofrecer servicios de “outsourcing”?

Cuando empecé a trabajar en México hace año y medio lo que me sorprendió muy positivamente es la educación de los ejecutivos y los consultores que llevan una muy buena preparación porque en el país hay muy buenas universidades y esa es la base de lo que necesitamos, aunque todavía falta un poco, hemos visto varios empujes es el reconocimiento de la tecnología.

¿Las compañías en México están mostrando cierto interés por la contratación de servicios tercerizados?

En las grandes empresas internacionales ya lo vemos, pero falta en las organizaciones medianas y pequeñas, y también en el sector público, donde, si bien se está haciendo un gran esfuerzo para aprovechar las nuevas tecnologías y prestar mejores servicios a los ciudadanos, en el ranking de los países con uso de gobierno electrónico, México está en el puesto 54 y si pensamos que es la economía número 12, el sitio no encaja, así que falta trabajo para avanzar en el tema, pero ya hay un esfuerzo porque casi el 25% de todos los gastos en tecnología provienen del sector público lo que para mí representa el camino correcto.

¿Qué sectores cree que son los líderes en adopción de estas tecnologías?

Los dos sectores más grandes en nuestro caso es el de gobierno y el financiero, son los que más gastan en temas de tecnología, y son los dos sectores estratégicos para nuestro crecimiento. En la parte de manufactura y gran consumo ya vemos una penetración razonable pero en las pymes falta mucho.

¿La estrategia para la marca Capgemini se inclina más a exportar la tecnología u ofrecerla al mercado doméstico?

Vemos un mercado doméstico con consultores mexicanos prestando servicios a las empresas mexicanas, pero también estamos lanzándonos a la exportación de los servicios. Capgemini es una empresa de 95 mil personas a nivel mundial y de estas casi 40 mil ya trabajan en centros de desarrollo y outsourcing en el modelo offshore, y no sólo en la India que es un país muy grande e importante para nosotros, también hay otros países, y creo que en ese sentido México tiene que tener su lugar, por eso estamos empezando a hablar sobre todo con Estados Unidos sobre la posibilidad de prestar servicios offshore y creo que con los años esto va a tener un porcentaje de entre 15% y 20% en nuestro negocio.

¿Por qué se sigue viendo a América Latina como una única región y no se segmenta por países, como en el caso de la India o China?

Desde mi punto de vista, deberíamos de empezar a hablar no de Latinoamérica sino de países, pero no sé por qué los analistas no lo hacen. En mi opinión en Latinoamérica hay tres regiones que hay que diferenciar, la región sur, con Chile, Uruguay, Paraguay y hasta Perú, donde vemos por ejemplo a Argentina que actualmente tiene más exportación que México lo cual no tiene mucho sentido desde el punto de vista de población, mercado y tamaño de país, pero tiene casi un 13% de todas las exportaciones y sólo 11% viene de México; Brasil es una región aparte por temas de idioma y tamaño, hoy es un gran mercado doméstico y todavía hay mucho por explotar; y la otra es la parte norte, desde México y hasta Colombia donde muchos países ven a México como referente y su proximidad con Estados Unidos favorece mucho ofrecer servicios de offshore.

Además de la cercanía con Estados Unidos, ¿qué otras ventajas considera debería aprovechar el país?

México debe estar a la par con países como la India cuyo concepto ha sido costos laborales bajos, gran acceso a talento en el mercado local y un fuerte enfoque en eficiencia, llevan muchos años en el tema y tienen una productividad alta, por eso empresas como la nuestra han adoptado este modelo, pero nosotros lo hemos desarrollado más porque para nosotros no es sólo onshore y offshore, creemos que hay un nivel medio y es ahí donde México tiene que posicionarse, sobre todo con respecto a Estados Unidos, porque en muchos casos los clientes tienen el problema de no tener un acceso rápido a sus consultores en caso de alguna complicación, sobre todo en fases críticas de proyectos donde es muy importante tener una comunicación muy fluida.

Así que tenemos que construir una base muy sólida de centros, talentos, procesos y eficiencia en los servicios, es decir, una base muy parecida a la India, pero luego ya tenemos que jugar con nuestras fortalezas, una economía estable, no tenemos problemas de impuestos gracias a acuerdos de NAFTA y estamos en la misma franja horaria.

¿Qué caracteriza a Capgemini?

Además del modelo de entrega, que es único, nos diferencia el lema de una experiencia de negocios colaborativa que significa que queremos trabajar siempre con nuestros clientes y llevarlos a mejores resultados sin imponerles nada, porque hay quien cree tener la solución óptima para un cierto negocio y está intentando imponer una solución, pero nosotros tenemos distintas opciones y soluciones, así como una gran base de datos, porque sabemos que cada cliente es único y lo que hay que hacer es trabajar muy de cerca con él y no hacer que los clientes se aparten de sus propios procesos.

¿Cuáles son los planes que la firma Capgemini tiene para México?

En una reunión que tuvimos con los vicepresidentes destacaron cuatro países emergentes que a lo largo de los próximos cinco años tienen que representar un 10% del negocio, estamos hablando de Brasil, India, China y México, eso significa que el grupo quiere invertir y crecer en el país, porque aunque nuestro crecimiento hasta ahora ha sido muy importante, hemos doblado nuestro tamaño en los últimos 18 meses, queremos seguir en ese ritmo y llegar a mil 500 consultores como mínimo en el año 2013, y para ello el grupo nos va a apoyar, vamos a contratar más gente y no descarto la adquisición de alguna empresa en los próximos años para complementar el desarrollo de servicios.

Dentro de esos planes, ¿hay algún estado de la República Mexicana en donde planeen invertir más?

Sí. El estado de Nuevo León siempre ha sido muy interesante para nosotros, creo que tienen una muy buena base de talentos y estamos pensando el año que viene abrir una segunda oficina en la ciudad de Monterrey. Además, estamos empezando a hacer una planeación para abrir centros de desarrollo y servicios de outsourcing que pueden instalarse en cualquier estado de la república donde tengamos un buen acceso a talento y costos laborales atractivos, pero todavía no hemos terminado el estudio para decidir cuál es el mejor lugar.