Crecimiento debe basarse en prácticas sustentables: Deloitte
24/04/2013
La consultora afirmó que México debe aprovechar las energías renovables y tecnologías limpias como un punto clave en el desempeño financiero y para el futuro de los negocios

Fuente:  http://noticierostelevisa.esmas.com

El crecimiento económico de México debe basarse en el aprovechamiento de energías renovables, el manejo de tecnologías más limpias y combustibles amigables con el ambiente, afirmó Deloitte México.

Con motivo de la celebración del "Día de la Tierra", consideró que los negocios están en un punto clave de actuación como actor estratégico en el cumplimiento de objetivos de reducción de emisiones, a través de la oferta de productos y servicios sustentables.

Asimismo, mediante el impulso del consumo responsable de recursos naturales, tanto en las propias operaciones de la organización, como en la oferta que realizan, subrayó la empresa de consultoría.

"Las empresas están percatándose de que la sustentabilidad no es sólo un elemento para la marca o un factor de la responsabilidad empresarial, por el contrario, se convierte en un punto clave del desempeño financiero y del futuro de los negocios", dijo el socio Líder de Gobierno Corporativo y Sustentabilidad de Deloitte México, Daniel Aguiñaga.

La firma señaló que en México, las organizaciones están bajo un escenario de riesgos y oportunidades en temas medio ambientales, como pueden ser aquellos relacionados con la disponibilidad de agua o los cambios en los ciclos por temperaturas extremas.

En un análisis, mencionó como ejemplo que en 2011 la sequía fue uno de los eventos con mayores consecuencias sociales, económicas y ambientales.

Desde la segunda mitad de 2010, un déficit de lluvias significativo en 19 entidades del país alcanzó el nivel de sequía severa y provocó pérdidas superiores a los 15 mil millones de pesos (respecto a 234 mil 713 millones de pesos del PIB sólo en el sector agropecuario), debido a las hectáreas perdidas en cultivos de maíz, frijol y en cabezas de ganado, añadió.

Desde la perspectiva del sector empresarial, refirió, el crecimiento económico de México debe basarse en un desarrollo limpio, como lo señala la Comisión de Estudios del Sector Privado para el Desarrollo Sustentable del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

En ese sentido, destacó Deloitte, México ha registrado importantes logros, entre los cuales mencionó que ya se encuentra vigente la segunda edición del Índice IPC Sustentable de la Bolsa Mexicana de Valores.

Según la evaluación de las calificadores, 37 empresas emisoras sobrepasaron el promedio nacional de la calificación conjunta de medio ambiente, responsabilidad social y gobierno corporativo, de las cuales, 29 integraron el índice, es decir, seis empresas más que el año anterior, anotó.

Con esto se demuestra, resaltó, que más organizaciones están comprometidas con prácticas sustentables, por su relevancia tanto para las propias operaciones de la compañía, como para acceder a capital de inversionistas socialmente responsables.

"De manera general vemos avances, sin embargo, las empresas y los ciudadanos debemos tomar acciones al respecto, estar conscientes de lo que representa adoptar prácticas sustentables, e integrar a éstas como parte de la estrategia de crecimiento de las organizaciones", opinó Aguiñaga.

La consultora estimó que las organizaciones pueden desarrollar una planeación estratégica en términos sustentables, a través de la utilización de herramientas de planeación que respondan a la incertidumbre.

Aquellas organizaciones que lo logren, podrán presentar una gestión de riesgo inteligente que les permitirá posicionarse y ser reconocidas, facilitando así la generación de valor, tanto al interior de la empresa, como en la comunidad, afirmó.