La crisis económica de Occidente golpea a las inversiones en sostenibilidad
09/12/2011
'Durban Dynamics: navigating for progress on climate change' es el estudio elaborado por Ernst & Young cuya conclusión principal es que los Gobiernos han tenido que reducir drásticamente los presupuestos dedicados a la sostenibilidad. A punto de concluir la Cumbre del Clima de Durban, Ernst & Young asegura que 'es tentador decir que el proceso de Kyoto ha fracasado'.

Fuente:  www.compromisorse.com  Fecha:  09.12.2011

La crisis económica ha arremetido contra la lucha por ralentizar la velocidad a la que avanza el cambio climático en el planeta. Los grandes líderes internacionales se reúnen estos días en Durban para poner sobre la mesa la actual situación en la que se encuentra el avance hacia los Objetivos del Desarrollo del Milenio y para renovar el vigente Protocolo de Kioto.

En medio de esta situación, la consultora Ernst & Young ha querido indagar en la cuestión a través de su estudio 'Durban Dynamics: navigating for progress on climate change', según el cual casi el 77% de los encuestados asegura que los gobiernos no han invertido suficientes recursos en iniciativas para facilitar la transición hacia una economía baja en carbono. 'Asia Pacífico, Oriente Medio y África representan la proporción más importante', añaden.

Según publica el diario El Mundo, en referencia al estudio de Ernst & Young, 'durante los próximos cuatro años el porcentaje de gasto público que los ejecutivos de todo el mundo invierten en materia sostenible y cambio climático va a verse reducido en 17.000 millones de euros hasta 2015'. A lo que añaden que si la crisis de la deuda de la eurozona empeora, la cifra podría dispararse hasta 34.000 millones de euros.

El estudio apunta a 'recientes eventos' que han complicado aún más la situación: 'el accidente en la planta nuclear japonesa de Fukushima ha reabierto el debate acerca del futuro de las nucleares como fuentes bajas en carbono alternativas a los combustibles fósiles', añaden. La preocupación por la seguridad nuclear ha aumentado, un ejemplo de ello es el de Alemania, que ha acelerado sus planes para salir de las nucleares. E&Y asegura que este nerviosismo por las nucleares representa un reto para los gobiernos en la eliminación del carbono de sus economías dado que esta era una de las opciones en las que los gobiernos confiaban para reducir sus tasas de emisiones.

Asimismo, según informa El Mundo, la encuesta confirma que el 83% de las 440 empresas a las que se preguntó considera que un acuerdo multilateral es básico para seguir potenciando la apuesta por el cambio climático, sin embargo, solo el 18% lo ve factible.

Las realidades españolas y alemanas
Según El Mundo, España es la segunda economía mundial, junto con Francia, que más inversión destina a sostenibilidad. En 2010 representó el 0,7% del total del gasto público y podría disminuir a los 4.700 millones de euros -en el peor de los casos- o a los 3.900 millones -si progresa la tendencia actual-.

Mientras que España ha sido el país que más ha reducido el gasto público -entre las 10 principales economías del mundo- con un recorte de 5.133 millones de dólares, Alemania es la que apunta una mayor merma de sus inversiones públicas en sostenibilidad de ahora en adelante: para 2015 deberá acotarlas en 8.340 millones de dólares.

Una situación frustrante para la Eurozona
'Crece la frustración en la Eurozona: la UE, quien ha sido durante muchos años líder en políticas climáticas, ha constatado que no tiene sentido continuar con el Protocolo de Kyoto si el resto de los actores implicados no acceden también a cumplir con la legalidad aprobada', relata el informe.

Asimismo, E&Y se aventura a declarar que 'resulta tentador afirmar que el protocolo de Kyoto ha fallado, dado que tanto los países desarrollados como los emergentes han alcanzado tan sólo el 69% de sus compromisos de cara a 2020'.