La crisis en Europa reducirá un punto el PIB de los emergentes
13/02/2012
Cuando el deterioro económico se extiende por las economías desarrolladas, especialmente en la zona euro, los ojos de los inversores y analistas se posan en los países emergentes y en vías de desarrollo. Un informe de Ernst & Young prevé que el PIB de los bautizados como mercados de rápido crecimiento -Rapid Growth Markets (RGM)- avanzará a un ritmo del 5,3% este año frente al 6,1% registrado en 2011. En este grupo se encuentran los llamados países BRIC (Brasil, Rusia, India y China) y otros como Polonia, República Checa, Colombia, Chile, Vietnam o Sudáfrica.

Fuente: www.cincodias.com   Fecha:  13.02.2012

A pesar de la desaceleración, los países de rápido crecimiento explicarán el 50% del incremento del PIB mundial, donde las zonas emergentes contrarrestan la atonía de las economías europeas y estadounidense. En cualquier caso, Rain Newton-Smit, asesor económico de Ernst & Young, alerta de que "un empeoramiento de la crisis de la deuda en la eurozona tendría graves consecuencias a corto plazo para las economías de rápido crecimiento, pese a que ahora son más resistentes que en décadas anteriores". De hecho, en un anterior informe, la consultora vaticinaba que este grupo de países crecería un 6%, una cifra que se ha reducido ante el empeoramiento de la situación en las economías occidentales.

Menor dependencia

En cualquier caso, afortunadamente para los países asiáticos y latinoamericanos, su dependencia a Estados Unidos y Europa cada vez es menor. De hecho, pocos analistas dudan de que si la actual crisis se hubiera desatado un década antes, los efectos sobre los países que juegan en la segunda división de la economía mundial hubiera sido mucho mayor. Ernst & Young presta especial atención a los países africanos que, hasta hace bien poco, solo suponían una fuente de materias primas para las zonas desarrolladas. Actualmente, si bien el mercado de las commodities sigue prevaleciendo, otros sectores empiezan a ganar peso. "Con unos precios de las materias primas que seguirán siendo relativamente fuertes en términos reales y una mejora constante de las políticas económicas, el continente africano está cada vez más abierto al mundo de los negocios. En particular, sectores como el de la alta tecnología, las telecomunicaciones y el de las tecnologías de la información han crecido rápidamente en los últimos años en muchos países africanos. Una tendencia que seguirá al alza", sostiene José Luis Ruiz Expósito, socio responsable de Mercados de Ernst & Young.

En el caso de los países latinoamericanos, el derrumbe económico les sorprendió con unas cuentas saneadas, es decir, con un bajo nivel de déficit fiscal y de deuda pública. Ello les ha permitido, por una vez, observar desde la barrera como una crisis de deuda de una magnitud inusitada pasaba de largo de sus economía. Con todo, es cierto que el avance del PIB se desacelerará en los próximo ejercicios. Argentina, Brasil, Chile, Colombia y México, tras crecer un 6,6% en 2010 y un 4% en 2011%, registrarán un avance del PIB del 3,5% en 2012.

Serán los países asiáticos, y especialmente China, los que liderarán los mayores incrementos anuales del PIB en 2012. Ernst & Young vaticina que China y Hong Kong crezcan un 8% en 2012, seis décimas por debajo del avance del año anterior. Otros países como Indonesia, Corea del Sur, Tailandia o Vietnam también registrarán incrementos del PIB en el entorno del 5%. Estas cifras contrastan con la atonía de la zona euro que, según algunas previsiones, hasta 2020 crecerá de media por debajo del 2%.