Cunde la corrupción entre principales empresas de Europa.
19/05/2011
La consultora Ernst & Young asegura que los ejecutivos griegos y rusos eran los más dispuestos a ofrecer sobornos en dinero, en cambio Francia y Noruega mostraron las cuentas más limpias.

Fuente.  www.milenio.com    Fecha:  19.05.2011

Más de un tercio de los empleados de las grandes compañías europeas están dispuestos a ofrecer dinero o regalos costosos para ganar negocios, dado que las crisis económicas llevan a las empresas a tomar el camino más fácil para salir adelante.

En su encuesta europea de fraudes de 2011, la consultoraErnst & Young informó que los ejecutivos griegos y rusos eran los más dispuestos a ofrecer sobornos en dinero, con los helenos a la cabeza también de la lista de los más abiertos a ofrecer regalos personales.

Francia y Noruega mostraron las cuentas más limpias, aunque dos tercios de las 2 mil 365 personas encuestadas en 25 países europeos, admitieron que el soborno y la corrupción estaban extendidas en sus sectores, y casi la mitad no sabía de políticas anti-corrupción en la empresa.

"La complacencia con el fraude, el soborno y la corrupción, sumado a las iniciativas de reducción de costos en muchas empresas, crea una exposición adicional", comentó David Stulb, que encabeza la unidad global de servicios de investigación de fraudes y disputas de Ernst & Young.

El Acta de Corrupción de Reino Unido, que comienza a regir desde julio, preocupó a los líderes empresariales, en parte por las onerosas multas en caso de que no prevengan la corrupción, que podría hacer responsables penales a las empresas en caso de que su personal, filiales o "personas asociadas" ofrezcan sobornos en cualquier parte del mundo.

Tras entrevistar a empleados que iban desde obreros a los principales ejecutivos, Ernst & Young señaló que más de 40 por ciento reconoció que el soborno y la corrupción habían empleado en los últimos dos años de la crisis económica.

Cerca de un cuarto no confiaba en que la gerencia se comportara éticamente y casi 60 por ciento esperaba que los ejecutivos de alto rango tomaran el camino más fácil para conseguir las metas. La mitad de los gerentes consultados estuvo de acuerdo.

Ernst & Young indicó que 26 por ciento de los trabajadores en Reino Unido y menos de 20 por ciento en Francia y Alemania habían recibido capacitación contra la corrupción.

Un tercio de los encuestados pensaba que sus políticas contra la corrupción tenían lineamientos claros.

Los trabajadores de los países más golpeados por la crisis económica fueron los que pidieron medidas regulatorias más duras contra la corrupción.

Más de 80 por ciento de los consultados en Portugal, Irlanda, España y Grecia se mostraron favorables a una mayor supervisión de los reguladores.
Tal llamado aparece en medio de una creciente acción regulatoria contra las empresas y los individuos. De acuerdo al Acta de Prácticas Corruptas en el Extranjero, Estados Unidos ha sancionado a 107 empresas por sobornos en el exterior, Alemania a 71, Italia a 39 y Gran Bretaña a 5.

Reino Unido se ubicó en el vigésimo lugar entre los menos corruptos del listado anual del Índice de Percepción de Corrupción del grupo Transparencia Internacional, detrás de países como Qatar. Grecia se situó en el lugar 78 y Rusia, en el 154 de un total de 178.