Deloitte anticipa cómo serán los comercios del futuro.
27/05/2011
En un contexto de rápidos cambios tecnológicos y de modificación de las expectativas, los minoristas deberán adaptarse para conquistar a los clientes.

Fuente: http://marketing.iprofesional.com   Fecha:  27.05.2011

Puntos de ventas móviles, espejos interactivos y espacios virtuales para los compradores... Estas características definirán a los comercios del futuro, según un informe de

 

A través de su informe Stores 3.0, la consultora puntualizó los desafíos que deberán enfrentar los retailers para seguir siendo rentables en un contexto marcado por avances tecnológicos y cambios en las expectativas de los clientes.

En este marco, los expertos hicieron hincapié en que los minoristas que quieran mantener la fidelidad de sus futuros consumidores, la Generación Y (nacidos entre 1982 y 1995), deberán integrar la tecnología y su infraestructura con el fin de satisfacer la demanda de una mayor agilidad y personalización en la experiencia de compra.

A diferencia del comercio tradicional, donde el espacio físico era imprescindible, el informe predijo que los nuevos locales atraerán a los compradores por el valor de ofrecer múltiples canales de compra y puntos de venta móviles, sin la necesidad de utilizar tarjeta o efectivo.

Asimismo, otra clave estará en la accesibilidad a una información instantánea sobre la disponibilidad del producto y el precio.

Según la investigación, ya hay varios minoristas que están llevando adelante acciones con miras a adaptarse a las nuevas demandas. Algunas de ellas son:

  • la aplicación de espejos interactivos en los probadores de ropa,
  • la utilización de pantallas táctiles para control de precios y publicidad en caja,
  • la creación de sitios sociales donde los consumidores pueden interactuar entre sí,
  • el envío de descuentos personalizados a través de teléfonos celulares.

El recurso humano seguirá siendo la clave
Sin embargo, el avance de la tecnología no desplazará la atención que deben poner los minoristas en los servicios del personal.

Al contrario, la investigación de Deloitte señaló que las ventas aumentan un 9% cuando los clientes son atendidos por empleados que poseen un alto grado de conocimiento del producto y demuestran fuertes habilidades interpersonales.

En este sentido, las cadenas minoristas deberían capacitar y reclutar trabajadores que representen los mismos intereses que los clientes y que posean capacidades para poner los recursos tecnológicos al servicio de los consumidores y sus necesidades.

El futuro de los comercios físicos
Con respecto a la estructura, el informe adelantó que el comercio convencional será reemplazado por un espacio compartido, compuesto por negocios asociados a la cadena minorista, con el fin de satisfacer una experiencia de compra más íntima y personalizada.

Por último, afirmó que los puntos fijos de venta se mantendrán en gran medida en comercios más tradicionales como almacenes y farmacias, mientras que en los supermercados y casas de moda tenderán a desplazar las cajas por el servicio móvil.