Deloitte y la banca negocian el convenio de Pescanova con un borrador del plan de PwC
21/10/2013
Trabajan "a buen ritmo" aunque sin los bancos extranjeros porque no está constituido el comité de seguimiento y no se ha dado entrada a la entidades extranjeras - Lazard, Freshfields y KMPG asesorarán en las negociaciones

Fuente: http://www.laopinioncoruna.es 

El liquidador de Pesca Chile, Hernan Chadwick, recibirá ofertas vinculantes por esta filial el 29 de noviembre

"Nosotros seguimos trabajando pese a todo". El núcleo duro de la banca acreedora de Pescanova, conformado por siete bancos españoles, se aparta de la disputa que han escenificado los exconsejeros de la compañía estos días en la Audiencia Nacional. "Estamos avanzando a buen ritmo, que sigan", zanjan desde una de las entidades. La administración concursal de la pesquera, Deloitte, negocia ya con los bancos la propuesta de convenio de acreedores pese a que todavía no disponen del informe de viabilidad definitivo, en el que trabaja Pricewaterhouse Coopers (PwC). Por ahora están trabajando en base a un "borrador" del plan de negocio, que han recibido en los últimos días pero sobre el cual quieren guardar silencio para "evitar interferencias".

Lo que han cerrado ya es el complejo equipo que va a asesorar a las dos partes. Pescanova ha elegido al banco de inversión Lazard para renegociar su deuda concursal, de 3.644 millones de euros. De inicio el nuevo consejo de administración, controlado por Grupo Damm y Luxempart y representado por Juan Manuel Urgoiti (en la figura de presidente no ejecutivo) puso sobre la mesa una quita del 75% en el pasivo. La banca rechaza de plano esta opción, y se han decantado por KPMG para que sea su asesor financiero. Esta auditora, especializada en fusiones y adquisiciones, conoce a la perfección la compañía dado que elaboró el informe forense, primordial para conocer el estado contable de la multinacional gallega y sobre el cual se asientan gran parte de las acusaciones contra la anterior cúpula por las presuntas "prácticas irregulares". El asesor legal será Freshfields, según indicaron a este periódico desde los bancos. En principio será la propia Pescanova quien sufrague los honorarios de las tres firmas.

Deloitte y la banca mantuvieron un encuentro este miércoles en Madrid y volverán a encontrarse el lunes. "No es una conversación telefónica, son negociaciones presenciales", ratificaron las mismas fuentes, que quieren evidenciar tanto un distanciamiento con el caso Pescanova que se instruye en la Audiencia Nacional como el hecho de que las conversaciones son serias, "no preliminares".

Por ahora sigue sin estar constituido el comité de seguimiento (o steering committee) y los bancos presentes en estas reuniones siguen siendo el Sabadell, Banco Popular, NCG, CaixaBank, Bankia, Banco Santander y BBVA. Todavía no se ha dado entrada a la banca extranjera, aunque tanto Deutsche Bank como Rabobank (ambas suman un pasivo superior a los 180 millones de euros con la pesquera) quieren formar parte de la comisión negociadora en representación de las entidades internacionales.

La intención de Deloitte es de proteger las actividades "nucleares" y "estratégicas" de Pescanova, especialmente la dedicada a la cría de langostino vannamei, el rodaballo y la pesca extractiva. Para ello es primordial salvaguardar la filial namibia, Novanam, toda vez que la de Chile está en proceso de liquidación y Pescanova no tiene "músculo financiero" -como reconocieron los administradores concursales- para recuperarla. Con Pesca Chile se van a perder nueve buques y las dos únicas salmoneras del grupo: Acuinova Chile y Nova Austral. El síndico de la quiebra -el liquidador, en el país sudamericano-, Herman Chadwick, recibirá ofertas vinculantes por esta filial el 29 de noviembre.

De acuerdo con fuentes financieras, el convenio deberá ser mixto, de modo que los bancos asuman una pérdida por la deuda que tienen atrapada en la compañía pero canjeen el resto por acciones de la empresa. Ambas partes persiguen un acuerdo para final de año, de modo que Pescanova salga del concurso de acreedores y acceda a los cauces "habituales" de financiación bancaria.