Deloitte centra en la educación la estrategia corporativa
03/05/2010
La educación como motor de la estrategia de responsabilidad corporativa. Deloitte destinó el año pasado a inversión en formación 7.563 euros por cada uno de los 4.622 profesionales que trabajan en la firma, lo que representó el 8% de su facturación.

Fuente:  www.cincodias.com    Fecha:  03.05.2010

Deloitte planteó el año pasado, como una iniciativa global para toda la firma, centrar sus esfuerzos en responsabilidad social corporativa dentro del campo de la educación y de la formación. A este fin, la sociedad estableció dos vías: por un lado, apoyar iniciativas destinadas a favorecer la educación de colectivos de riesgo de exclusión, dentro de su área de acción social, y, por otro, aumentar la inversión en formación para sus empleados, según se desprende de su memoria de responsabilidad corporativa (RC) de 2009.

A este último aspecto, Deloitte destinó 7.563 euros por cada trabajador, lo que significó el 8% de su facturación (el año pasado ascendió a 437 millones de euros, un 9,8% más). La sociedad cerró el ejercicio con 4.622 trabajadores, de los que 829 fueron nuevas incorporaciones. En total, 130 horas por empleado se destinaron a la formación.

En este campo, una de las iniciativas más importantes tuvo que ver con la celebración del Máster en Auditoría y Desarrollo Directivo, impartido por cinco universidades españolas y al que se inscribieron 250 alumnos, todos trabajadores nuevos que se incorporaron a las áreas de Auditoría, Riesgos y Transacciones.

Acerca de las aportaciones a acción social, Deloitte dedicó 84.486 euros en 2009, un 52,8% superior a las cifras del ejercicio anterior. En este punto, la firma dispone de un comité encargado de coordinar los proyectos, así como de la participación de sus profesionales que, el año pasado, fueron 3.862, es decir, el 83,55% de los que integran la plantilla. En 2009, la sociedad estuvo en 63 proyectos de acción social, de los que 26 se relacionaron con la educación.

En cuanto a la promoción interna, un 82% de sus profesionales experimentaron mejoras en la categoría profesional. Asimismo, 16 directivos alcanzaron el puesto de nuevos socios en 2009, un camino que la firma se ha propuesto continuar en este ejercicio. Deloitte también prestó el año pasado una atención especial a la política de igualdad. En concreto, un 28,02% de los puestos de gerencia están desempeñados por mujeres. Además, éstas suponen casi la mitad de la plantilla (el 48,8%).

Deloitte decidió el año pasado ampliar, igualmente, el catálogo de servicios. En este punto, incorporó 55 nuevas soluciones, con el fin de alcanzar una mayor flexibilidad ante la situación económica. También aumentó los recursos para modernizar los equipos informáticos. Así, destinó una inversión de 2.950 euros en tecnología por empleado y 600 trabajadores recibieron información específica en procesos de innovación. Para este año, plantea el desarrollo de planes de formación en innovación especializados por áreas de actividad.

El área que más aportó al crecimiento en la facturación fue Auditoría Estatutaria, con el 32,16%. El servicio que mejor comportamiento tuvo fue el de Consultoría, con un aumento en su facturación del 19,2%, seguido del Fiscal y Legal, con un 15,5%, y el de Asesoramiento, con el 10,4%. Estas cifras redundan, según confiesa la sociedad en la memoria, en una consolidación de su modelo multidisciplinar.

Medio ambiente

La buena práctica medioambiental se concretó en 2009 con una reducción de 146 kg en la emisión media de CO2 por empleado, hasta 1.064 kg, y en el reciclaje de 213.547 k de papel. También, realizó 934 videoconferencias, un 27,7% más, para evitar desplazamientos.

Compromisos para cumplir en este ejercicio

La memoria de responsabilidad corporativa de Deloitte incorpora, asimismo, una serie de compromisos a cumplir este año. En el campo del capital humano, la sociedad plantea, entre otros objetivos, "incorporar un número elevado de profesionales necesarios para dar continuidad al negocio" e incrementar las actividades de atracción de talento mediante la gestión de las redes sociales y la comunicación 2.0. En el área de capital negocio, la intención es diseñar un plan de acción con los proveedores y realizar un plan de formación en innovación, focalizado en el conocimiento de industrias.

Los compromisos para 2010 en capital social abarcan puntos como la implantación del programa Deloitte21 para fomentar la educación entre jóvenes universitarios y cursos de formación sobre RS a un colectivo concreto de profesionales. En lo que respecta al capital organizativo, la sociedad lanzará un plan de comunicación interno de su código ético y la implantación de un nuevo servicio dedicado en exclusiva a la atención centralizada de los temas que afectan a la independencia de los trabajos realizados. En capital tecnológico, quiere aumentar en al menos un 10% el número de videoconferencias y mejoras en la eficiencia de los proyectos verdes. Por último, en capital marca estudia lanzar una nueva identidad visual.

La memoria de RC de Deloitte de 2009, en su quinta edición, ha obtenido la máxima calificación (A+) por un auditor independiente y se ha elaborado según las directrices del Global Reporting Initiative (GRI).