Deloitte y ENAE Business School analizan las principales novedades fiscales, legales y financieras
08/02/2012
Por segundo año consecutivo, Deloitte y ENAE Bussiness School se han reunido para analizar en la jornada ?Cierre 2011, perspectivas 2012: un nuevo desafío? las principales novedades fiscales, legales y financieras con impacto en el cierre del ejercicio 2011 así como las perspectivas que planean sobre el nuevo ejercicio 2012.

Fuente: http://ecoaula.eleconomista.es  Fecha: 8.2.2012

La jornada ha sido inaugurada por Cristóbal Martí, nuevo socio responsable del área de Levante de Deloitte Abogados y Asesores Tributarios, y Juan Corberá, como socio Director de la oficina de Murcia.

Por la parte contable, Enrique Egea y Enrique Fuster, ambos gerentes del área de Auditoría de la oficina de Murcia, repasaron las principales novedades contables y de información financiera del ejercicio, tratando aspectos tales como los nuevos requerimientos de información en memoria, las modificaciones del reglamento de la Ley de Auditoría o las últimas consultas en materia contable publicadas por el ICAC.

Las principales novedades fiscales, analizadas por Mercedes Rodríguez, gerente del área Fiscal de la Oficina de Murcia, han tenido como principal protagonista la subida del IRPF y, en concreto se ha analizado su impacto en los contribuyentes de la Región de Murcia. Asimismo, en la jornada se han repasado otras novedades fiscales que afectan a otros impuestos, como el IVA y el Impuesto sobre Sociedades, si bien, en el caso de este último, todavía habrá que esperar para ver qué medidas finalmente aprueba el nuevo Gobierno, aunque en la jornada ya se adelantaron algunas posibles.

Para finalizar, y por la parte legal, José Ramón de Páramo, analizó las reformas introducidas en la Ley de Sociedades de Capital mediante la Ley 25/2011, de 2 de agosto, que pretenden aclarar algunas lagunas o errores que se incluyeron en el texto refundido de la Ley de Sociedades de Capital, así como las principales novedades que ha introducido la Ley 37/2011, de 10 de octubre, de medidas de agilización procesal, y la reforma de la Ley Concursal producida por la Ley 38/2011 de 10 de octubre, para adecuar la normativa a la grave crisis económica que existe en la actualidad.