Deloitte, PwC, KPMG, E&Y y BDO auditan la bolsa.
23/05/2011
E&Y y PwC ganan peso entre las cotizadas españolas, mientras Deloitte mantiene el liderazgo.

Fuente:  www.expansion.com    Fecha:  23.05.2011

A falta de la convocación de casi 20 juntas de accionistas, el panorama de los auditores de cuentas del mercado continuo en 2011 ya está relativamente claro. De las 92 empresas que cotizan en el indice general de la Bolsa de Madrid (sin contar las firmas del Ibex 35, del MAB y de otros mercados alternativos), aproximadamente 80 ya han decidido quién les auditará este año o, al menos, ya tiene una orientación clara, con vistas a la cita anual con los accionistas.

Cinco grandes firmas, Deloitte, PwC, Ernst & Young (E&Y), KPMG y BDO, se reparten el mercado de las compañías que cotizan en los mercados españoles. Sólo Dogi ha elegido, para revisar sus cuentas en 2011, una pequeña firma, Hispania Alfa Capital.

Por su parte, Europac, la otra compañía que en 2010 se había decantado por un pequeño auditor, Anefisa (en coauditoría con Deloitte), ha lanzado, para este año, un concurso en el que también participan, además de sus dos revisores de cuentas de 2010, PwC y E&Y.

El líder
Con este panorama, Deloitte sigue siendo el líder del sector. De las 39 compañías cotizadas a las que auditaba el año pasado, 28 ya han decidido seguir confiándole la revisión de sus cuentas, o están orientadas a hacerlo, mientras que siete todavía no han comunicado sus intenciones.

Sin embargo, es probable que muchas de ellas vuelvan a confiar la revisión de sus cuentas a Deloitte. Pero, pese a su fortaleza, parece que la firma cederá algo de terreno a sus competidores, al perder tres clientes: Almirall y Ence, cuyas cuentas revisará PwC, y Cepsa, que será auditada por E&Y.

Refuerzo
Con estos cambios, PwC consigue, al menos de momento, pisarle los talones a Deloitte. La compañía presidida por Carlos Mas, que el año pasado auditaba las cuentas de 25 empresas, tendrá, este ejercicio, 27 clientes, salvo imprevistos.
E&Y también se refuerza con dos nuevos clientes: además de Cepsa, la firma presidida por José Miguel Andrés añadirá a su cartera Enel Green Power, arrebatada a KPMG.

Esta última adquisición se debe a que la eléctrica italiana, máxima accionista de Endesa, se ha visto obligada por la normativa transalpina a cambiar de auditor, tras nueve años con KPMG. Pero, gracias a ello, E&Y ha conseguido lograr una importante cuota de mercado en el sector de la energía: además de Enel Green Power y Endesa, la firma audita las cuentas de Iberdrola e Iberdrola Renovables. La llegada de nuevos clientes es una noticia particularmente positiva para la compañía, tras un ejercicio difícil como el de 2010. El año pasado, E&Y perdió un 6,1% de su facturación con respecto a 2009, frente al avance del 2% registrado por el conjunto del sector.

Debido a la decisión del grupo transalpino, KPMG pasa de auditar 11 compañías del mercado continuo a hacerlo con 10, pero podría captar algún nuevo cliente en las próximas semanas. Por su parte, BDO ha sido la única compañía de revisión de cuentas que no forma parte de selecto club de las Cuatro Grandes (Deloitte, PwC E&Y y KPMG) en hacerse un hueco significativo entre las empresas cotizadas.

La quinta firma de auditoría por facturación, con 88,25 millones de euros, según el ránking de EXPANSIÓN de 2010, auditó el año pasado cinco compañías del mercado continuo, que, en un principio, seguirán siendo sus clientes también en 2011. Además, al igual que sus competidoras más grandes, la empresa podría lograr nuevos contratos de auditoría hasta principios de julio, cuando se celebrarán las últimas juntas de accionistas.
Según la mayoría de los analistas, 2011 seguirá siendo un ejercicio difícil para el sector de la auditoría, pero mostrará ya señales de recuperación.
En 2010, las grandes firmas de revisión de cuentas salvaron el año gracias al negocio de la consultoría.

La concentración del sector, a debate
Desde hace años, las firmas medianas se quejan de que las Cuatro Grandes auditan las cuentas de todas las más importantes compañías españolas y de que pesan más del 70% en la facturación del sector. Esta situación, que es común a la de otros países, ha sido objeto de un profundo estudio por parte de la Comisión Europea, que está evaluando la posibilidad de tomar medidas para reducir la concentración.

Sin embargo, las grandes firmas coinciden en asegurar que la consolidación se debe a que las grandes compañías precisan, para las labores de auditoría, a multinacionales que sean capaces de asesorarlas en varias partes del mundo de forma simultánea y coordinada.