Deloitte y PwC se perfilan como las consultoras favoritas para diseñar el ajuste de la Generalitat
13/01/2012
Los requisitos fijados en el concurso para diseñar la reestructuración del sector público empresarial y de RTVV se ajustan a la medida de esas dos grandes firmas consultoras, según la opinión de distintos consultores

Fuente: http://www.valenciaplaza.com  Fecha: 13.1.2012

Un concurso casi a medida. Los requisitos para elaborar el libro de instrucción para la reestructuración del conglomerado de las empresas y fundaciones de la Generalitat elimina de un plumazo a casi toda la competencia y sitúa a dos de las grandes a la cabeza de todas las quinielas que circulan por los despachos de consultoría valencianos.

Aunque profesionales de grandes firmas del sector inciden en que la envergadura del proyecto exige un determinado perfil de gran consultora, hay especificidades "a las que sólo les falta poner la foto, el nombre y los apellidos" del adjudicatario, según afirman fuentes del sector de la consultoría consultadas por ValenciaPlaza.com. El requisito más comentado es el que se refiere al jefe del equipo, que debe tener una experiencia de ocho años relacionada con la materia y el sector afectado.

Tanto PwC como Deloitte cuentan con una dilatada experiencia de consultoría con empresas públicas españolas, además de una intensa relación con la Generalitat a través de sus servicios de auditoría. No en vano son las principales controladoras de cuentas públicas valencianas.

TRENES, POLÍTICA Y TANTEOS

Además, ambas son consultoras de Renfe en distintas áreas. Este aspecto es muy valorado por los profesionales porque una de las empresas clave sobre las que tendrán que actuar es Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana, FGV.

Sobre el posible desembarco de alguna de las grandes consultoras mundiales con presencia en España, pero sin delegación en la Comunitat, como Boston Consulting Group o Makinsey & Company, el sector duda de que puedan llevarse la adjudicación, aunque "podrían presentar una propuesta a modo de tanteo".

Sobre las repercusiones políticas y en medios de comunicación del informe que se presente, ninguno de los consultores contactados considera que pueda generar un perjuicio a la firma elegida. "La política es para los políticos y quien se lleve este concurso va a reforzar su prestigio para futuras contrataciones desde el sector público autonómico, local o estatal", aseguran.

EL ANTECEDENTE, TRABAJO DE DELOITTE

Aunque son muchas las auditoras que trabajan para las administraciones públicas españolas, no ocurre lo mismo entre las consultores. "Los políticos no suelen ver necesario que alguien les diga qué deben hacer", ironiza un alto ejecutivo de una importante firma con presencia en Valencia.

El Gobierno de Navarra es el único que se recuerda en el sector en el que una Administración pública haya convocado un concurso público para demandar este servicio. Tras analizar las nueve propuestas presentadas, en esa ocasión fue Deloitte la firma encargada el 8 de marzo de 2010 de fijar las bases del Plan de Ordenación y Reestructuración de las Sociedades Públicas de la Corporación Pública Empresarial de Navarra (CPEN).

Durante cinco meses, el equipo de la consultora recopiló información sobre la situación de cada entidad, mantuvo entrevistas con sus responsables y técnicos, elaboró estudios específico de cada sociedad con una propuesta de actuaciones concretas a modo de conclusiones.

Fruto de este trabajo, el Gobierno de Navarra redujo hace un año el número de sus empresas públicas de 38 a 13, ahorrando 28 millones anuales. "Aunque las dimensiones de una y otras autonomía no son comparables, ya cuenta como una experiencia muy útil para meterse en una intervención a gran escala como la demanda la Generalitat", reconoce un competidor.

EL COMANDO DE RESCATE

En todo caso, la consultora que tenga que ponerse manos a la obra para reordenar el complicado entramado de sociedades y fundaciones valencianas tiene mucho trabajo por hacer. Como mínimo, se considera que la consultora tendrá que poner a un equipo de seis ejecutivos a tiempo completo durante las 16 semanas que plantea al Generalitat para la elaboración del informe.

Además, esta adjudicación no es ningún regalo, económicamente. Los 360.000 euros netos del presupuesto de licitación son "ajustados", si lo que se quiere es un informe más general; o un tercio de lo que vale en el mercado un informe completo que concrete al detalle las medidas a tomar.

La diferencia entre uno y otro está en que el más económíico puede recomendar la fusión de determinadas fundaciones y empresas, mientras que el más completo expone el procedimiento jurídico y administrativo a seguir para hacerlo de inmediato.

En lo que tampoco van a ir sobrados los encargados del informe será en tiempo. Si Navarra dio cinco meses para poner en orden una Administración mucho más sencilla, la Generalitat debe tener sobre la mesa el libro de instrucciones de la reestructuración en el mes de mayo, según distintos conocedores del proceso.

Es en ese mes cuando se empiezarán a elaborar los Presupuestos de la Generalitat de 2013 y en ese momento se debe tener claro cómo será el futuro. Esto no significa que hasta enero no se vaya a hacer nada, simplemento, es cuestión de no presupuestar sobre entidades que no llegarán al próximo invierno.