Deloitte ve desafío en mantener la competitividad
28/03/2012
Afirman que Brasil tiene más armas para cuidar el real

Fuente:   www.elpais.com.uy   Fecha:  28.03.2012

Uno de los principales desafíos con los que tendrá que lidiar el equipo económico en 2012 será cómo mantener la competitividad con su principal socio comercial (Brasil), según lo advirtió ayer la consultora Deloitte en una charla que brindó a clientes. El economista socio de Deloitte, Pablo Rosselli, señaló que es probable que las tasas de interés en pesos en Uruguay estén alineadas a las tasas del Banco Central de Brasil este año. "A diferencia de otros años, en 2012 Uruguay no se verá cómodo en su competitividad respecto a Brasil", alertó. La economista Tamara Schandy, explicó que Brasil tiene "mayor margen" que Uruguay para evitar una apreciación de la real frente al dólar a diferencia del Banco Central (BCU). "Por esa razón, estamos trabajando sobre la base que habrá nuevos recortes de la (tasa) Selic para contener una apreciación adicional del real", estimó.

Por otro lado, los analistas advirtieron que la política proteccionista argentina "continuará afectando" a los sectores que dependen en mayor medida de este mercado, pese a que ese "modelo económico" no cuenta con demasiadas herramientas para endurecerse más aún. De hecho, según comentó Rosselli, las restricciones sobre las importaciones de Argentina "no deberían ser más severas" en un futuro porque pondrían en "riesgo" el crecimiento de la economía y los niveles de inversión. Si bien Deloitte estima que los desequilibrios macroeconómicos en la vecina orilla causarían un escenario recesivo a mediados de 2012 o 2013, Argentina "aún tiene margen de maniobra" para enfrentar esta hipótesis en el corto plazo.

Asimismo, la consultora descartó un impacto "severo" sobre la economía local en caso de confirmarse este escenario recesivo en Argentina ya que las exportaciones de Uruguay a ese destino apenas representan el 7% del total.

Deloitte espera que la economía uruguaya crezca 4% este año impulsada por las exportaciones de commodities agrícolas e industriales. De todas formas, recomendó que ante un contexto de desaceleración económica y las dificultades regionales la política salarial "debería mostrar una tendencia hacia la moderación", en particular para aquellos sectores que enfrentan dificultades.