La directora general de Indra asegura no poder pagar más a los empleados
08/07/2011
La directora general de Indra, Emma Fernández, ha declarado que “a Indra le gustaría poder pagar mejor a sus profesionales, pero los márgenes del negocio no lo permiten”. Durante su intervención en el seminario “HACIA UN MUNDO DIGITAL: Las eTIC motor de los cambios sociales, económicos y culturales”, Fernández ha hecho referencia al problema al que se enfrentan ahora los recién licenciados en ingenierías y a las razones que obligan a este colectivo a buscar trabajo fuera de nuestras fronteras.

Fuente:  www.mkm-pi.com   Fecha:  08.07.2011

Según Fernández de Indra, a pesar de que tenemos una de las generaciones mejor preparadas de nuestra historia, el principal problema con el que se enfrenta el sector es la capacidad de retribuir adecuadamente a sus recursos humanos, y en su opinión, “éste es uno de los mayores retos al que se enfrenta el sector TIC, motivado fundamentalmente por los escasos márgenes del negocio”.

Fernández también argumento como un obstáculo para disponer salidas profesionales para los licenciados en ingenierías, el “escaso espíritu emprendedor de nuestro país en comparación con países de nuestro entorno”. Como anécdota, Fernández comentó que el 28% de los estudiantes de secundaria, declaran querer ser funcionarios en su vida adulta.

También Eugenio Fontán, decano del Colegio de Ingenieros de Telecomunicaciones, que ha actuado de moderador en este mismo curso, aprovechó la intervención del martes de Alberto Andreu, responsable de Sostenibilidad de Telefónica, para plantearle el problema de los jóvenes ingenieros “que han dedicado siete años de su vida y muchos recursos económicos a su formación universitaria” y se encuentran con contratos de baja calidad y empresas que no invierten en su formación como parte de su RSC. “Con esta perspectiva profesional, ¿cómo vamos a animar a los jóvenes a estudiar carreras largas, complejas y esforzadas?”, lanzó Fontán para preguntar –sin obtener respuesta- porqué Telefónica no se planteaba dedicar parte de su RSC a la formación de sus nuevos ingenieros.