Una empresa 2.0 es mucho más que una simple presencia en las principales redes sociales, según IBM
23/11/2012
Un reciente informe de la multinacional IBM ha puesto de relieve que mientras que las empresas están aumentando sus inversiones en tecnologías sociales, sus mandos intermedios están luchando por adaptarse a las mismas como parte de su trabajo cotidiano.

Fuente:  www.rrhhpress.com

El estudio de IBM, realizado sobre 1.160 empresas y profesionales de TI, afirma que mientras que un 46% de las organizaciones aumentaron sus inversiones en tecnologías sociales en 2012, solo el 22% cree que los gerentes estén preparados para incorporar herramientas sociales en sus prácticas diarias.

A pesar de las intenciones empresariales de acelerar rápidamente sus iniciativas sociales, muchas empresas están todavía tratando de averiguar si hay un retorno real de las inversiones realizadas en estas tecnologías. En este sentido, dos tercios de los encuestados no estaban seguros de entender el impacto que las tecnologías sociales tendrían en sus organizaciones en los próximos tres años.

Más que estar en las redes sociales

Según un nuevo informe de IBM titulado "El negocio de la empresa Social: lo que funciona y cómo se ha conseguido", las empresas a la vanguardia de esta tendencia tecnológica están yendo más allá de simplemente desarrollar su presencia en las principales redes sociales. Según IBM, una empresa social incorpora las tecnologías sociales en sus procesos de ‘core business’, para luego aplicar las tecnologías en las actividades de cara al cliente, tales como generación de oportunidades, servicio de venta y postventa.

"Las empresas están tratando de dar sentido a la gran cantidad de datos generados por las redes sociales”, afirma Kevin Custis, Vicepresidente y líder de Negocios Sociales y Servicios de Movilidad de IBM Global Business Services. Para transformar una visión en una realidad, los líderes empresariales deben ayudar a sus mandos intermedios a comprender la importancia de ser empresas sociales, así como generar un apoyo de toda la compañía al uso de prácticas sociales en todas las áreas funcionales de la organización.

Fomentar la empresa social entre los empleados

Como se demuestra en el estudio, la clave para acelerar la adopción generalizada de prácticas sociales reside en la capacidad de una organización para construir una experiencia de empresa social entre los empleados, así como para fomentar cambios de comportamiento que puedan influir en un cambio cultural más amplio. Sin embargo, solo una cuarta parte de las empresas creen que están completamente preparadas para abordar los cambios culturales asociados a esta transformación.

El informe de IBM sugiere que las organizaciones, para convertirse en empresas sociales, deben colocar primero unos “cimientos” básicos. En el nivel más básico, la dirección de la compañía debe proporcionar una infraestructura para desarrollar foros, trabajo en equipo y espacios de colaboración. Además, las prácticas sociales deberían integrarse en las actividades cotidianas de trabajo. Por ejemplo, según IBM, el uso de blogs y de flujos de actividad puede acentuar positivamente tareas de dirección de proyectos. Así mismo, la empresa debe crear la capacidad de entender dónde y cómo la generación de datos puede beneficiar a la organización. Por último, la dirección debe enseñar a los empleados a colaborar efectivamente con personas de fuera de la organización, utilizando herramientas y métodos propios de una empresa social.

Con el uso eficaz de las tecnologías sociales, las organizaciones pueden integrar y analizar grandes cantidades de datos generados por personas, dispositivos y sensores, y alinear más fácil y rápidamente estos conocimientos a los procesos de negocio, para tomar decisiones más acertadas.

Consiguiendo una perspectiva más profunda de las tendencias de mercado, de los clientes y de las opiniones de los empleados, las empresas pueden descubrir patrones críticos que permitan reaccionar más rápidamente a los cambios del mercado, así como predecir el efecto de acciones futuras.