Empresas deben promover una verdadera cultura global.
22/06/2011
Según la firma Ernst & Young, el mayor valor que puede tener una compañía para obtener éxito internacional es generar y promulgar una cultura de negocios verdaderamente global. En esta economía post-recesión, hay mucha más competencia global, pero de la misma forma se presentan muchas oportunidades para que las organizaciones atraigan el mejor talento humano a nivel mundial y también para penetrar nuevos mercados con un equipo interdisciplinario y diverso culturalmente.

Fuente:  www.lanotadigital.com   Fecha:  22.06.2011

Ernst & Young  revela que el mayor valor que puede tener una compañía para obtener éxito internacional es generar y promulgar una cultura de negocios verdaderamente global.¿Y qué significa tener una cultura organizacional global? Esto trasciende el hecho de tener negocios en diferentes países y tener un gran equipo de trabajo.

Aunque estos elementos son muy importantes, para ser verdaderamente globales, una empresa debe adoptar la inclusividad como uno de sus valores centrales y generar una línea de pensamiento abierta para discusión y clara en todos los temas.

Para los expertos de la firma, la cultura organizacional debe promover un ambiente donde las personas, sin importar su nacionalidad o experiencia de vida, se sientan apoyadas para poder compartir sus opiniones y debatirlas abiertamente. En otras palabras, la organización debe crear una cultura que permita la libertad y diversidad de su gente.

Como es normal, se presentarán diferentes retos en el momento de integrar personas de tantas culturas diferentes dentro de la compañía, comenzando por las barreras idiomáticas y hasta las diferentes sensibilidades culturales que tenga cada uno.

Establecer una línea de pensamiento inclusiva y multicultural, es fundamental para afrontar estos retos, además de mucho compromiso y sentido de pertenencia hacia la empresa, siguiendo las políticas que la alta dirección debe replicar en todos los niveles de la organización.

Otro gran avance es que los entornos inclusivos son terreno fértil para la innovación. Una reciente encuesta de Ernst & Young demuestra que una sorprendente mayoría de emprendedores líderes en el mundo, están de acuerdo con que la habilidad para innovar es crítica para el crecimiento de sus organizaciones en la recuperación económica.

Para promover la innovación las organizaciones deben permitirle a su gente tomar tiempo para explorar y trabajar en nuevas ideas, corriendo el riesgo de que se cometan errores en el proceso.

La innovación es una capacidad adquirida que le da a las organizaciones una ventaja competitiva y de posicionamiento, la cual debe convertirse en parte activa de la cultura global. Una cultura organizacional global sólo es alcanzada su hay una infraestructura efectiva con procesos adecuados que le den soporte, y además de que desde el punto de vista del negocio, se debe tener agilidad para ver todo el panorama empresarial y al mismo tiempo cumplir con las metas específicas.

Que sea un pensamiento global, no significa que la creatividad local deba quedar en espera o que sea eliminada. Asegúrese de que cuando las ideas se generen, haya un proceso de desarrollo para éstas, y que las barreras internas no se conviertan en su limitante. De a sus trabajadores todo lo que necesiten, herramientas que los ponga en constante interacción, lo que también genera u espíritu innovador y creativo.

Que su empresa tenga una estructura diversa en temas de gente y de sus mercados, puede ser un elemento clave para obtener el éxito. Por ejemplo, una empresa cuyos dirigentes no tengan experiencia en diferentes regiones o culturas a parte de la propia, limitará la interacción, el debate y seguramente la generación de nuevas ideas.

Los líderes de las compañías deben evaluar el nivel de cambio necesario dentro de su empresa para poder implementar una verdadera cultura global. Mientras esto se hace realidad, deberán afrontar diferentes desafíos los cuales dependiendo del enfoque con el cual los aborde, le trazarán el camino del éxito hacia un entorno global organizacional.