Las empresas europeas son unas inmaduras en los riesgos de la información
27/04/2012
Las brechas de seguridad de los datos continuarán exponiendo a las empresas europeas a riesgos innecesarios, dañando su reputación, a no ser que se tomen acciones para mejorar la gestión y protección de la información sensible, fundamental para el buen desarrollo de su negocio. Así lo revela un nuevo informe realizado por Iron Mountain y

Fuente:  www.computing.com  Fecha:  27.04.2012

Las empresas europeas siguen exponiéndose a riesgos innecesarios al no prestar la suficiente atención a las brechas de seguridad de los datos. Esta inconsciencia está dañando su reputación, a no ser que mejoren la gestión y protección de la información sensible. Así lo revela el informe, “Índice de Madurez del Riesgo de la Información”, realizado por Iron Mountain y PcW, en el que alertan de la urgente necesidad de cambiar el comportamiento de los empleados y la cultura entre los ejecutivos de más alto nivel para que sean capaces de superar la complacencia, negligencia y falta de responsabilidad compartida existente.

Esta investigación constata que solo la mitad de las 600 empresas europeas analizadas considera la pérdida de información sensible como uno de los tres principales riesgos a los que se enfrentan sus negocios. Es más, el 24% no es consciente de si ha sufrido o no una brecha en la seguridad de sus datos en los últimos tres años. Y únicamente un 1% considera que el riesgo de la información es responsabilidad de todos y cada uno de los empleados, mientras que cerca del 60% asegura no saber si sus empleados cuentan con las herramientas adecuadas para proteger la información.

Marc Duale, presidente de Iron Mountain, ha declarado que el informe es una llamada de atención para los negocios europeos, y señala que“ha llegado el momento en que las empresas pasen de la cultura de la apatía y la negligencia en lo que respecta a la información a una cultura de responsabilidad sobre la misma. Este tipo de fallos pone en riesgo seriamente a sus clientes y a su información, dejando al mismo tiempo a las empresas negligentes potencialmente expuestas a daños irreparables en su reputación”.