Empresas del Ibex VS inversor: los problemas en la comunicación
06/08/2014
Según un estudio de PwC, las cotizadas mejoran en la comunicación de la estrategia pero todavía no informan de forma efectiva del valor creado

Fuente:  www.dirigentesdigital.com

La información corporativa sigue siendo una asignatura pendiente de las empresas cotizadas que, aunque han mejorado en la comunicación de la estrategia, siguen cojeando a la hora de rendir cuentas sobre el valor creado. Así se desprende del informe Análisis del estado del reporting integrado en las empresas del Ibex 35, elaborado por PwC.

Según el documento, las grandes cotizadas reconocen el valor de comunicar su estrategia y lo están haciendo de forma más consistente como eje estructural del reporting. En particular, se observa que un 60% de las empresas va más allá de aportar información estratégica y logra articular el reporting en función de las prioridades y objetivos estratégicos de la organización.

Los expertos señalan que "muchas empresas se limitan a publicar información acotada al mero cumplimiento de los requerimientos legales y, con ello, pierden la oportunidad de comunicar el valor creado a través, por ejemplo, de sus sistemas de gobierno corporativo y de gestión de riesgos". La información cumple con los requisitos de Europa. Pero está muy por debajo del reporting europeo. En concreto, el informe identifica cinco grandes áreas de mejora:

1.No se informa sobre la medición del grado de avance en la consecución de los objetivos de negocio. Aunque informan sobre una serie de indicadores generales, las empresas del IBEX 35 no comunican los indicadores de desempeño claves del negocio; solamente un 5% de ellas hace una comunicación efectiva de su desempeño.

2.La información aportada sobre riesgos y oportunidades no cubre todos los parámetros definidos en el Marco Internacional de reporting del International Integrated Reporting Council. En la gestión de riesgos, la comunicación de las empresas sigue basándose en el marco de cumplimiento en España y, por tanto, las empresas detallan los riesgos específicos para el negocio pero no abordan otros temas relevantes dentro del marco del reporting integrado como, por ejemplo, cómo puede variar el perfil de riesgos de la empresa en el tiempo y qué impacto pueden tener esos riesgos en el futuro y en la sostenibilidad de la compañía.

3.Se pierde la oportunidad de comunicar el valor creado por la empresa a través del gobierno corporativo. Las empresas cotizadas españolas están informando sobre asuntos como la composición de sus consejos o las funciones y obligaciones definidas en sus reglamentos. No obstante, no describen cómo estos órganos de gobierno contribuyen a la consecución de la estrategia de la organización y a la sostenibilidad de su modelo de negocio.

4.Escaso desarrollo de la visión a futuro de la compañía. La información sobre el acceso futuro a los principales capitales de la compañía (financieros y no financieros) es fundamental para valorar su viabilidad en el tiempo. Sin embargo, la información reportada por las empresas se encuentra muy alejada de los parámetros deseables en un reporting integrado.

5.Un estilo de reporting compartimentado. Por último, los inversores manifiestan que todavía ven una escasa conectividad en los informes corporativos. Si bien los apartados independientes de un informe brindan excelentes oportunidades de comunicación, se pierde la oportunidad de conectar esa información con otras áreas o secciones del informe, en particular cuando se aborda la información por segmento de actividad.