Empresas registran sólidos niveles de liquidez para enfrentar una crisis
07/11/2011
Según Richard Jeanneret, vicepresidente global de asesorías de transacciones, las empresas están mejor posicionadas ante la incertidumbre debido a su abultada caja y mejor acceso a financiamiento.

Fuente:  www.economiaynegocios.cl  Fecha:  07.11.2011

La incertidumbre por la crisis del euro y la desaceleración económica de Estados Unidos parece no haber perjudicado a las compañías alrededor del mundo. Al contrario, las empresas con planes de adquisiciones han aumentado en los últimos meses. Así lo muestra el estudio Barómetro Global de Confianza elaborado entre agosto y octubre por Ernst & Young, el que incluye a mil ejecutivos de 51 países.

Ante la pregunta: ¿Qué tan probable es que su compañía realice una adquisición durante el próximo año? El 41% lo consideró muy probable. En cambio en abril, antes del empeoramiento de la crisis del euro y la rebaja en la calificación de deuda de Estados Unidos, sólo el 38% contestó aquello.

Según comenta Richard Jeanneret, socio líder para las Américas del área de Asesoría en Transacciones de Ernst & Young, pese a que la incertidumbre global ha aumentado en los últimos meses, el escenario para las compañías ha mejorado. Esto, debido a que el acceso a capital, la confianza en el acceso al crédito y la liquidez en los balances estarían en niveles récord.

A aquello se suma que las tasas de interés aún se encuentran bajas en la mayoría de los países. "En las desaceleraciones económicas siempre habrá ganadores y perdedores, pero hay una diferencia entre 2008 y ahora, y es que las empresas están mejor posicionadas. Los balances son más fuertes y el nivel de deuda es más bajo", dice el ejecutivo.

En este escenario, señala el estudio de Ernst & Young, el 67% de las empresas utilizan activos propios como su primera fuente de financiamiento. En abril, en cambio, la cifra era de 57%.

El 62% de los sondeados aseguró que el principal objetivo de sus adquisiciones es ganar participación de mercado y 12% dijo que buscaba reducir costos y mejorar sus márgenes. El resto argumentó que, entre otros, las inversiones eran para acceder a nuevos talentos y tecnologías.

Los mercados emergentes permanecen como el destino predilecto para hacer negocios, por encima de los desarrollados. Aquello se explicaría por tres razones, dice Jeanneret. Primero, porque las compañías obtienen un mejor retorno de su capital; segundo, porque su potencial de crecimiento es mayor, y tercero, Estados Unidos privilegiaría mantener sus inversiones fuera del país debido a razones impositivas. China, India y Brasil se mantienen como los favoritos para las inversiones.

Eso sí, existe un cambio en el foco de las inversiones en el mundo emergente, sobre todo, en Sudamérica. Mientras antes los sectores de energía y materias primas eran los únicos que atraían a los empresarios a la hora de realizar adquisiciones, ahora las compañías de consumo también se cuentan entre las favoritas. "Hay una clase media que crece, está demandando más productos, por lo que estas empresas que se enfocan en ello tienen un alto potencial de crecimiento", dice Jeanneret.