La eólica creció en la UE entre 2007 y 2010 el doble que el PIB
18/04/2012
Esa es una de las conclusiones del informe Green Growth, elaborado por Deloitte y publicado por la Asociación Europea de Energía Eólica (EWEA). Según ese estudio, el sector eólico europeo creó 55.526 nuevos puestos de trabajo entre 2007 y 2010, lo que supuso un incremento del 33% y situó los empleos totales en la región en 240.000. En esos tres años, el desempleo en la Unión Europea aumentó un 9,6%1. Se espera que en 2020 haya 520.000 empleos en el sector eólico.

Fuente:  www.energias-renovables.com  Fecha:  18.04.2012

El crecimiento de la industria eólica europea duplicó en el año 2010 el del PIB de la Unión "y aportó 32.000 millones de euros a la economía de la región en plena desaceleración". Lo dice el informe “Green Growth” (Crecimiento verde), que fue publicado ayer por la Asociación Europea de la Energía Eólica (European Wind Energy Association, EWEA). El informe –cuyo subtítulo es "El impacto de la energía eólica en el empleo y la economía"– destaca también que el sector eólico europeo exportó bienes y servicios por un valor de 5.700 millones de euros netos en 2010 y permitió evitar importaciones de combustibles fósiles por valor de más de 5.710 millones de euros. Según el informe de EWEA, desde el año 2007, el sector ha estado invirtiendo entre 2,5 y tres veces más en investigación y desarrollo que la media de la UE. En el año 2010, el sector eólico dedicó novecientos millones de euros a la investigación y el desarrollo. Más aún: concretamente los fabricantes de aerogeneradores dedican en torno a un 10% de su facturación total al ámbito de la I+D.

Según el presidente de EWEA, Arthouros Zervos, "la energía eólica es una industria que combate la recesión. Y de hecho la está contrarrestando, proporcionando cada año un incremento de la actividad económica y un mayor número de puestos de trabajo y volumen de exportaciones a una UE inmersa en la lucha contra una crisis económica que se ve intensificada por las crecientes importaciones de combustibles fósiles con unos costes cada vez mayores para los ciudadanos europeos”. Sin embargo, EWEA considera que, para que esa tendencia continúe consolidándose, es necesaria toda una estrategia. A saber: "marcos regulatorios nacionales estables para el sector y una implementación ambiciosa de los requisitos de 2020 a nivel nacional; una política energética que incluya un objetivo vinculante de renovables para 2030; una red eléctrica europea interconectada y un mercado único de la energía; un objetivo más ambicioso de reducción de gases de efecto invernadero del 30% para 2020; y financiación suficiente y específica para la investigación en el ámbito de la energía eólica".

En cuanto a las previsiones, el informe de EWEA estima que en el año 2020 el sector empleará a 520.000 personas (empleo directo e indirecto) y que rondará los 800.000 en el año 2030. Por otro lado, el sector eólico pagó, en impuestos, en 2010, casi 3.600 millones de euros, según el informe. Ello supuso más de un 50% de incremento sobre los impuestos pagados por el sector en 2007. España cuenta con sus propios datos, recogidos en el Estudio Macroeconómico del Impacto del Sector Eólico en España de Deloitte publicado por la Asociación Empresarial Eólica (AEE). La eólica aportó directa e indirectamente 2.984 millones de euros al PIB en 2010, en el que ya tiene un peso del 0,28%. Respecto al empleo, más de 30.000 personas trabajan en el sector en nuestro país. La industria eólica española exporta tecnología por más de 2.000 millones de euros al año y evita importaciones de combustibles fósiles por cerca de 2.000 millones. Además, invierte en I+D más de 150 millones de euros anuales.