Ernst & Young ficha como socio a Maximino Linares, abogado del Estado en el Supremo
28/03/2012
Ernst & Young Abogados ha incorporado a Maximino Linares como nuevo socio responsable del área de Procedimientos Tributarios de la firma. Hasta el momento ocupaba el cargo de abogado del Estado coordinador de Asuntos Tributarios en la Audiencia Nacional y en el Tribunal Supremo.

Fuente: www.expansion.com  Fecha:  28.03.2012

Con cerca de 20 años de carrera profesional, el nuevo socio cuenta con una dilatada trayectoria en la Administración Pública en donde entre otros cargos ha sido director del Servicio Jurídico en la Agencia Estatal de Administración Tributaria y abogado del Estado-Jefe en el Ministerio de Trabajo e Inmigración.

Maximino Linares obtuvo la licenciatura en Derecho y Empresariales por la Universidad Pontificia de Comillas y es abogado del Estado desde 1993. El nuevo socio fue vocal del Consejo para la Defensa del Contribuyente en representación de la AEAT, organismo en donde ha ostentado sucesivos cargos como el de director del Servicio Jurídico. Ha compaginado a lo largo de su carrera profesional su actividad laboral con la docencia.

Como socio del equipo de Tributación de Empresas de Ernst & Young Abogados dirigirá a nivel nacional el departamento de Procedimientos Tributarios. Para Linares, “mi incorporación a esta firma supone un importante paso en mi carrera profesional tras cerca de 20 años en la Administración Pública, en un despacho que combina un modelo integrado y multijurisdiccional de asesoramiento fiscal y legal”.

Por su parte el socio director, Federico Linares, ha manifestado que “el fichaje de Maximino posiciona estratégicamente a la firma en un área muy demandada y es una apuesta por el talento”.

En el último año Ernst & Young Abogados se ha fortalecido con la incorporación de al menos ocho prestigiosos abogados como Alberto Echarri, Eduardo Verdún, Eva Lasunción o Raúl García en una clara apuesta por los servicios de Legal y Fiscal.

En el ejercicio 2011-2012 la división de abogados de la Big Four facturó 62 millones de euros, un 7% más que en el anterior ejercicio.