Ernst & Young rompe el mercado con la absorción de la firma Ambers & Co
18/09/2012
Movimiento de fichas. La firma de servicios profesionales Ernst & Young está a punto de cerrar la absorción de la boutique financiera española Ambers & Co.

Fuente:  www.elconfidencial.com

Tras varios meses de negociaciones, la multinacional de la consultoría y la auditoría, presidida en España por José Miguel Andrés, ha decidido ampliar su radio de acción con la integración de esta casa independiente especializada en el negocio de banca de negocios y finanzas corporativas, según distintas fuentes del mercado.

Este acuerdo permitirá a Ernst & Young incorporar a su estructura en España a un equipo al completo para su división de corporate finance, cuyo socio responsable será Rafael Roldán, fundador en 2003 de la firma Ambers & Co. En este nuevo proyecto bajo la marca de la multinacional le acompañan de su antigua casa Alfredo Soriano, Juan López de Alcazar, José María Rosi, Enrique Aguado, Elena Gil y Javier Sanchez Garcia-Plaza. Un camino que, finalmente, no seguirá Sergio de Dompablo.

Tras casi diez años como firma independiente, el equipo de Ambers vuelve al principio de sus orígenes, formar parte de una multinacional de servicios profesionales, dado que Rafael Roldán fue el anterior responsable de Alpha Corporate, la división de finanzas corporativas de la antigua y desaparecida Arthur Andersen, donde llegó a ser responsable de esta división para toda Europa. En definitiva, un modelo similar al que desarrollará ahora bajo la marca de Ernst & Young.

Por su parte, para la multinacional estadounidense, que en su día ya absorbió parte del negocio de Arthur Andersen, la integración de Ambers forma parte del plan estratégico iniciado en EEUU. La firma ha llevado a cabo durante los últimos meses un agresivo proceso de fichajes a nivel global (Italia, Francia, Alemania…) de profesionales procedentes del mundo financiero para crear equipos especializados en finanzas corporativas y en asesoramiento en fusiones y adquisiciones.

Las expectativas de negocio en el Europa del Sur han convencido a E&Y de la necesidad de posicionarse con más fuerza en el segmento de asesoramiento financiero. Los procesos de desinversión y reestructuración que están afrontando las entidades financieras y las administraciones públicas son el referente para la potencial línea de negocio que se abre en el horizonte a corto plazo, a pesar de que en la mayoría de los casos no sean grandes operaciones como en la época de bonanza económica.

Con estas expectativas, las big four se han convertido en animadores del mercado de fichajes. Tanto KPMG, como Deloitte y PWC han reforzado algunas áreas de negocio, tanto en número de personas como en recursos, una tendencia a la que se ha sumado ahora Ernst & Young. Las cuatro grandes están aprovechado la coyuntura para reclutar entre las firmas de intermediación y los fondos de inversión, ahora que las oportunidades de negocio vuelven a su lado de la balanza.