España y Japón buscan unir fuerzas en el escenario de la tragedia de marzo
15/11/2011
La ciudad nipona de Sendai, una de las más castigadas por el terremoto de marzo, acogió hoy el XIV Foro España-Japón, un encuentro marcado por aquel desastre y que, en plena crisis nuclear, buscó impulsar la cooperación bilateral en energías renovables.

Fuente:  www.expansion.com  Fecha:  15.11.2011

El presidente de este foro y ex ministro de Asuntos Exteriores, Josep Piqué, recalcó a Efe el "impacto simbólico" que tiene celebrar esta edición en Sendai, la capital de la provincia de Miyagi, como "muestra de apoyo al pueblo japonés".

"La tragedia nos ha permitido centrar el foro en las consecuencias de catástrofes naturales desde el punto de vista urbanístico y de las necesidades de reconstrucción, y también de la prevención", explicó Pique en referencia al coloquio que abrió el encuentro.

Este primer debate contó con la participación de Fumio Yamada, director general de Reconstrucción de Sendai, que expuso los progresos en la rehabilitación de las zonas costeras, las más afectadas por una tragedia que dejó casi 19.500 muertos y desaparecidos, 11.500 de ellos en Miyagi.

"La experiencia de Japón en desastres naturales es, por desgracia, muy superior a la de España", recordó Piqué, "aunque nosotros sufrimos recientemente el terremoto de Lorca y seguramente podamos aprender mucho de los japoneses".

El que también fuera ministro de Industria, Comercio y Turismo puso como ejemplo de la destreza nipona en gestión de desastres naturales el propio centro de Sendai, "donde no se nota ningún efecto de la tragedia porque había mucha prevención".

Las normas de seguridad que se aplican en la construcción de edificios en Japón propiciaron que tanto el recinto que acoge hasta mañana el foro, la flamante Mediateca de Sendai, proyectada por el arquitecto nipón Toyo Ito, como la mayoría de edificios del centro salieran indemnes del violento seísmo de marzo.

Hoy, las calles de la ciudad irradian toda su energía cuajadas de carteles que rezan "¡Ganbarou Nihon!" (¡Ánimo Japón!), mientras que a menos de diez kilómetros del centro urbano distritos como Wakabayashi son aún un erial junto a la costa del Pacífico, en los que se amontonan decenas de toneladas de escombros.

El accidente nuclear desatado por el tsunami en Fukushima, a unos 80 kilometros de Sendai, motivó que el foro abordara también el desarrollo de energías renovables, un campo en el que "nosotros también podemos aportar nuestra experiencia", dijo Piqué.

"En Japón miran con mucho interés el avance y desarrollo en España de la energía solar y la energía eólica, y estamos muy dispuestos a colaborar en este sentido", explicó por su parte a Efe el secretario de Estado de Asuntos Exteriores e Iberoamericanos, Juan Antonio Yáñez Barnuevo.

Con el 80 por ciento de los reactores atómicos de Japón detenidos a raíz del accidente en Fukushima y el Gobierno nipón dispuesto a trabajar para depender menos de la fusión nuclear, el régimen energético español se ha convertido en uno de los que más interesan a las autoridades del país asiático.

El director general de Asuntos Energéticos dentro del Ministerio de Asuntos Exteriores, José Eugenio Salarich, recalcó la importancia que el llamado "Public Private Partnership" (asociación público-privada) ha tenido para permitir la penetración de las energías renovables en España.

Ello se ha reflejado en avances tecnológicos en sectores como el de los aerogeneradores, que tienen hoy una potencia diez veces superior a la de hace diez años, tal y como recordó el director general del Centro Nacional de Energías Renovables (CENER), José Javier Armendáriz.

A su juicio, el CENER, que actualmente asesora la creación de un centro de energías limpias en China, podría colaborar en este campo con Japón, donde hasta hace cuatro años solo el 6 por ciento del suministro energético provenía de fuentes renovables, cifra que apenas ha variado desde los años 70.

Por parte japonesa, el vicepresidente de la Agencia nipona de Recursos energéticos, Hideo Hato, destacó proyectos ya existentes como "Smart City Málaga", apoyado por empresas niponas como Mitsubishi o Hitachi, y españolas como Endesa, Telefónica o Sadiel, que busca integrar totalmente en la red las fuentes renovables.

El terreno de las "smart grids" (redes inteligentes) es, precisamente, uno de los que permite mayor cooperación bilateral, según ponentes como el parlamentario nipón Takuya Hirai, quien destacó que, en este aspecto, España está "varios pasos por delante".

Está previsto que mañana, jornada de clausura, el foro trate de investigación y educación, antes de que sus participantes visiten algunas de las zonas que resultaron más dañadas por el tsunami. EFECOM