España es el tercer destino favorito para los fondos de inversión internacionales
07/06/2012
Prevén invertir este año 50.000 millones en activos no estratégicos de la banca europea

Fuente:  www.abc-es  

España es el tercer país preferido por los fondos de inversión internacionales, que prevén invertir un total de 50.000 millones de euros en activos no estratégicos de la banca europea este año, según un informe sobre perspectivas 2012 de PwC.

La reestructuración y consolidación del sistema financiero español, y el importante aumento de los requerimientos de provisiones impuesto a las entidades, explican la previsión de los fondos de «incrementar sensiblemente» sus inversiones en España respecto al año anterior, dice el estudio.

«El alto nivel de provisiones de estos activos permite a la entidad generar beneficios y liquidez inmediata con su venta. Veremos que muchas entidades decidirán vender este tipo de activos para limpiar sus balances y generar liquidez», indica el socio del sector financiero de PwC, Jaime Bergaz.

Por delante de España figuran Reino Unido y Alemania como destinos prioritarios de los principales «hedge funds», bancos de inversión y fondos de capital riesgo de todo el mundo para adquirir activos bancarios como créditos e hipotecas impagadas y activos inmobiliarios, entre otros.

La deuda impagada de 90 días, la preferida

En conjunto, los fondos internacionales tienen preparados un total de 60.000 millones de euros de liquidez y todos los consultados prevén acometer transacciones en 2012, según se desprende del documento elaborado por PwC a partir de entrevistas con los 50 mayores inversores del Continente.

Los activos no estratégicos de la banca europea sobrepasan los 2,5 billones de euros y representan el 6% del total del sector, y la deuda impagada de más de 90 días (morosa) representa la clase de activos más atractivos para los inversores.

Casi la mitad de los encuestados espera invertir más del 75% de sus fondos en este tipo de activos morosos durante este ejercicio, y las carteras inmobiliarias (real estate) se perfilan como el segmento más cotizado por los inversores.

Sobre cuánto tiempo necesitarán las entidades para desprenderse de los activos inmobiliarios con problemas de pago, el 40% de los encuestados opina que el proceso se alargará entre tres y cinco años, mientras que más del 30% prevé que hagan falta entre cinco y diez años.