Estudian hábitos
12/04/2011
La confianza continuará siendo clave para los consumidores, enfatizándose las recomendaciones de sus pares como resultado del uso de las redes sociales.

Fuente:  www.am.com.mx    Fecha:  12.04.2011

La convergencia de los rubros económico, demográfico y tecnológico provocará cambios sin precedentes en el consumidor al término de la década, señala el estudio reciente de Deloitte “El Consumidor en 2020”.

El estudio incluye los pronósticos respecto a las actitudes y patrones de consumo en la próxima década, afirma Omar Camacho, socio líder de la industria de Consumo para Latinoamérica en Deloitte México.

El informe ofrece las tendencias en economía y demografía para la industria de Consumo, combinándolas con los temas de sustentabilidad y el impacto cada vez más notable de la tecnología en la vida cotidiana.

Se reporta en el estudio que el surgimiento de una nueva clase media en las economías emergentes, representará una enorme oportunidad para las ventas de productos y negocios minoristas, el crecimiento de la población, también pondrá una presión adicional sobre los recursos naturales y el medio ambiente.

Así que por una parte el consumo de venta de productos por canales minoristas está garantizado, pero a la vez el consumidor estará más al pendiente de temas relacionados al cuidado del medio ambiente, “El cambio climático, la sustentabilidad y compra de productos saludables y de origen natural, que alguna vez fueron preocupación de unos cuantos, cada vez más se convertirán en temas de interés de los consumidores de todas partes del mundo”, analiza Camacho.

En cuanto al desarrollo tecnológico, el estudio revela que serán cada vez más notorias las repercusiones en las maneras de atraer a los consumidores en la adopción de comportamientos o adquisición de productos.

Al modificarse los hábitos de consumo, los consumidores tendrán acceso en todo momento, con la ayuda de sus smartphones pueden hacer compras, pedir referencias y hacer comparaciones en cualquier lugar y tiempo.

“La confianza continuará siendo una cuestión clave para los consumidores, la diferencia consiste en la tendencia en aumento a seguir las recomendaciones de sus pares respecto a la información de una empresa y/o un producto, esto como resultado del uso de las redes sociales.

Además, este fenómeno también influenciará en el sentido de lealtad del cliente que existía en generaciones anteriores.