Un estudio de PwC. El poder económico de Beijing lidera sobre otras ciudades
18/10/2012
El poder económico de Beijing ejerce una destacada influencia frente a otras ciudades del resto del mundo, incluso más que París, Londres y Nueva York, según el informe Ciudades de Oportunidad 2012 de PricewaterhouseCoopers (PwC).

Fuente:  www.globalasia.com

En términos de poder económico, en la clasificación de la 5th edición de las Ciudades de Oportunidad, Beijing pasó del puesto noveno a liderar el ranquing en Influencia Económica este año.

Los positivos resultados de la capital del gigante asiático se deben al gran número de empresas que se sitúan dentro del ranking Fortune Global 500 (Sinopec y China National Petroleum ocupan el quinto y sexto puesto, respectivamente), en el número de personas que trabajan en servicios financieros y empresariales, en la tasa de inversión extranjera en la ciudad y en el crecimiento de su Producto Interior Bruto (PIB).

El poder económico de Beijing: la Ciudad del Mundo

“Además del liderazgo del poder económico de Beijing, la capital china ocupa el tercer puesto en términos de Ciudad de Entrada; la primera por su fácil comunicación entre el aeropuerto y el centro de la ciudad; y la cuarta por la cantidad de conferencias internacionales, y por ello se convierte en la “Ciudad del Mundo“, indica David Wu, jefe de Política Pública de PwC de China y de Asuntos Regulatorios.

Pese a estas positivas notas, “el poder económico de Beijing tiene que mejorar en algunas áreas como su bajo puesto en asuntos referentes a la propiedad intelectual y la innovación, la salud, la seguridad , el transporte y la infraestructura”, añade David Wu.

Por su parte, Ji Zhu, director del centro de investigación de economía mundial de la Universidad de Negocios y Tecnología de Beijing, explica que Beijing, en comparación con otras ciudades chinas, ofrece a sus residentes una mejor administración y calidad de vida. “Beijing se ha convertido en una ciudad moderna con una economía de servicios desarrollados, destaca Ji

Ji: Beijing concentra una economía de servicios desarrollados

La ciudad de Shanghai también obtuvo una buena nota en el ranking, al pasar de la octava a la quinta posición este año respecto a 2011. Así, Shanghai se queda justo por detrás de Londres y Nueva York, que empataron en el tercer lugar. Shanghai también apareció en lo alto de la clasificación en términos de inversión de capital y nuevos proyectos.

 

Como conclusión, según el informe, Shanghai y Beijing deben esforzarse por mostrar un progreso equilibrado dentro de una amplia gama de indicadores sociales y económicos que garanticen su crecimiento económico para llegar a ser tan sostenible como en otras grandes ciudades.