Los expertos acentúan su pesimismo económico y anticipan una mayor debilidad del consumo y el empleo
09/04/2008
Consenso Económico de PwC correspondiente al segundo trimestre de 2008

· Las perspectivas de los panelistas sobre la evolución de la economía española continúan empeorando. Cinco de cada diez encuestados prevé un crecimiento del PIB en 2008 inferior al 2,5%, y dos de cada tres expertos cree que la economía volverá a crecer por debajo de esa cifra en 2009.

· Los expertos creen que la economía mundial está atravesando la peor situación cíclica en el primer semestre del año y, aunque cabe la posibilidad de que se prolongue durante la segunda mitad del ejercicio, no se prevé un agravamiento de la coyuntura.

Madrid, 6 de abril de 2008. Los expertos acentúan su pesimismo sobre la evolución de la economía española, afectada por la crisis financiera exterior y la crisis inmobiliaria, y anticipan una intensa desaceleración del crecimiento de la actividad durante este año, con unas previsiones cada vez más sombrías sobre la inversión, el consumo y la creación de empleo para los próximos trimestres. Esta es una de las principales conclusiones del Consenso Económico, correspondiente al segundo trimestre de 2008, que desde 1999 elabora PricewaterhouseCoopers a partir de un panel de 317 expertos y empresarios, y que en esta ocasión dedica su monográfico al futuro de la economía mundial.

El Consenso Económico vislumbra un inequívoco deterioro de las expectativas para 2008, una tendencia negativa ya reflejada en el anterior trimestre que se acelera en esta primavera. Un 90% de los encuestados cree que la actividad económica está empeorando y un 87% piensa que el crecimiento del PIB se desacelerará en los próximos seis meses.

A la vista del menor crecimiento registrado por el PIB español en el cuarto trimestre del año pasado (un 3,5%, tres décimas menos que en el trimestre precedente) y del escenario de elevada incertidumbre que vive la economía mundial -consecuencia de la crisis de las hipotecas subprime, del endurecimiento de las condiciones de acceso al crédito, del alza de los precios del petróleo y de los rebrotes inflacionistas-, el 50% de los sondeados, frente al 20% registrado en la anterior edición del Consenso, cree que la actividad económica española crecerá este ejercicio por debajo del 2,5%. De hecho, el crecimiento medio estimado para 2008 cae del 2,77% al 2,6%, una cifra claramente inferior a la previsión del Gobierno para este ejercicio, el 3,1%. En este escenario de desaceleración destaca, a juicio de los expertos, el progresivo deterioro de la situación económico-financiera de las empresas y de las familias en los próximos trimestres. Dos de cada tres expertos consultados creen que las condiciones económicas de los hogares empeorarán en los próximos seis meses y un 63% considera que también lo harán las de las empresas.

En línea con lo anterior, un 80% de los panelistas encuestados sigue anticipando una desaceleración económica en los próximos dos o tres años ?un resultado similar al contabilizado en la anterior edición del Consenso-, que será más o menos acusada dependiendo de la marcha de la coyuntura internacional.

En este contexto económico, los expertos creen que el Banco Central Europeo no tendrá más remedio que rebajar los tipos de interés a lo largo del año, teniendo en cuenta la fuerte apreciación del euro y la previsible contención de las tensiones inflacionistas conforme avance 2008, después del fuerte repunte del IPC ocurrido en los últimos seis meses. El porcentaje de expertos que piensa que el Banco Central Europeo recortará el precio del dinero en la Zona del Euro de aquí a junio alcanza el 94% y un 80% cree que los tipos de interés estarán en el 3,75% o por debajo de esa cota a finales de año. En diciembre, un 25% de los encuestados piensa que estarán situados en el 3,75%, un 48% cree que bajarán hasta el 3,5% y un 7,4% opina que el BCE los rebajará tres cuartos de punto o un punto.

En las opiniones de los expertos sobre la economía española pesan más el empeoramiento de las perspectivas sobre el crecimiento económico, dada la negativa evolución esperada de la inversión productiva, el consumo de las familias y la creación de empleo, que las expectativas sobre la inflación. Después de la escalada de los precios de consumo de los últimos seis meses del año, un periodo en el que el IPC ha saltado del 2,7% en septiembre hasta el 4,6% en marzo, los panelistas anticipan un paulatino enfriamiento de las tensiones inflacionistas en 2008, aunque más lento que el previsto en la anterior edición del Consenso.

Según los encuestados, el IPC caerá hasta el 3,94% en junio y hasta el 3,54% en diciembre, con lo que podría reducirse ligeramente el diferencial de inflación con la UE, situado en marzo en 1,1 puntos. Un 34% de los expertos piensa que el Índice de Precios de Consumo oscilará entre el 3,1% y el 3,5% al final del año, y un 28% opina que el descenso no será tan acusado y que el índice se situará entre el 3,6% y el 4%. Al hilo de esta previsión, resulta ilustrativo que sólo un 16% de los empresarios preguntados acerca de la política de precios que van a aplicar en su compañía contesten que sí esperan practicar subidas a lo largo de 2008.

El Consenso Económico del segundo trimestre de 2008 dedica su monográfico al Futuro de la economía mundial: desaceleración, recesión, estanflación y depresión. Los panelistas consideran especialmente negativa la situación de Estados Unidos, aunque creen que podría estar atravesando la peor fase del ciclo. La opinión sobre el resto de áreas económicas mundiales ?Unión Europea, Japón, resto del Mundo- empeora respecto al trimestre anterior, aunque los expertos no llegan a advertir un deterioro tan acusado como el apreciado respecto a la economía estadounidense. La impresión general es que la economía mundial estaría atravesando en el primer semestre del año la peor situación cíclica y, aunque no es descartable que se prolongue durante la segunda mitad del año, no se prevé un agravamiento de la coyuntura.

Respecto a los riesgos que mayor impacto pueden tener en la economía mundial, los panelistas colocan al frente del ranking una eventual desaceleración intensa de la economía de EEUU -un 72%-, seguida de los riesgos asociados a la situación presente del precio de los activos (vivienda, bolsa, bonos, etc?) ?un 59,54%-. En cuanto a las causas de los problemas económicos actuales que pueden agravar la desaceleración global, los expertos apuntan como probables, además de la recesión estadounidense, el endurecimiento de las condiciones de acceso al crédito y la profundización y generalización de la crisis de los mercados financieros ?ver cuadro adjunto-.

Los panelistas se muestran escépticos sobre la eficacia de las medidas de estímulo fiscal y monetario puestas en marcha en EE UU para limitar de manera importante la intensidad y la duración de la crisis. Un 77% de los sondeados cree que "limitarán algo" esta crisis y un 13% considera que tendrán "poco" impacto. La mayoría de los encuestados prevén una recesión corta y moderada en Estados Unidos, y una moderación del crecimiento en la Unión Europea, en Asia y en Latinoamérica.

La mayoría de los expertos cree que el dólar ?que se cambia a 1,58 unidades por euro- seguirá depreciándose a lo largo de este año frente a la divisa europea, una tendencia que, a juicio de la mayoría, aliviará moderadamente los problemas económicos de EE UU y puede empeorar las perspectivas económicas de Europa. Siete de cada diez expertos creen que la crisis actual era predecible hace un año tanto en Estados Unidos como en la Unión Europea y en España, y la práctica totalidad de los encuestados consideran "elevada" o "muy elevada" la responsabilidad de los reguladores bancarios en la actual crisis financiera al permitir o autorizar algunas actividades de alto riesgo por parte de entidades norteamericanas, británicas y de algunos países de la eurozona. Asimismo, un 94% de los expertos consideran "necesario" o "muy necesario" regular la actividad de las compañías de rating (calificación de riesgos).

Los panelistas también fueron preguntados sobre la eficacia de las distintas políticas que deben aplicar las autoridades para paliar la desaceleración de la actividad en las diferentes áreas económicas. El suministro de liquidez al sistema financiero es la medida más eficaz en todas las zonas, EE UU, Unión Europea y España, según los expertos, seguida de la bajada de impuestos y del recorte de tipos de interés. El aumento de gasto contracíclico es considerado como una medida "moderadamente eficaz", mientras que el aumento de gasto social es la más ineficaz.

Nota:

El Consenso Económico es el informe trimestral de coyuntura que realiza desde 1999 PricewaterhouseCoopers a partir de la opinión de un panel de expertos y empresarios. El Consenso Económico es el resultado de una encuesta enviada a un colectivo de 317 personas seleccionadas por su solvencia a la hora de dar una opinión acerca de la situación económica española. La encuesta se ha elaborado exclusivamente con las 118 contestaciones realizadas en plazo, correspondientes a los siguientes sectores: sistema financiero, empresas no financieras, universidades y centros de investigación económica, asociaciones empresariales y profesionales e instituciones.

PricewaterhouseCoopers (www.pwc.com) ofrece a las empresas y a la Administración servicios de auditoría, asesoramiento legal y fiscal (Landwell) y consultoría de negocio y financiera, especializados en cada sector. Más de 146.000 personas en 150 países aúnan sus conocimientos, experiencia y soluciones para dar confianza y aportar valor a sus clientes y stakeholders.

("PricewaterhouseCoopers" se refiere a la red de firmas miembros de PricewaterhouseCoopers International Limited; cada una de las cuales es una entidad legal separada e independiente).