Los extremeños ya no son los que menos ingresos destinan para pagar su vivienda
19/04/2011
El 38% de la renta familiar en Cáceres y el 31% en Badajoz es para la hipoteca, más que en Almería, Murcia, Lleida y Pontevedra.A pesar de que son los que antes terminan de liquidarla (11 años), más de 1.300 perdieron su casa el pasado año por no poder pagarla.

Fuente: www.lacronicabadajoz.com   Fecha:  19.04.2011

Pagar la hipoteca es más difícil ahora en Extremadura que hace unos años, pese a que el precio de la vivienda sigue siendo el más bajo del país y que los extremeños son los que menos tardan en liquidarla (una media de 11 años frente a los 18 en España). Según la empresa auditora Deloitte, la coyuntura económica actual, caracterizada por la incertidumbre, la elevada tasa de esfuerzo de los hogares y el endurecimiento del mercado laboral, está provocando un exceso de oferta de vivienda nueva que afecta, aunque no de la misma manera, a la práctica totalidad de las regiones españolas. El análisis de esta entidad señala que el porcentaje de renta familiar dedicado al pago de la vivienda es del 38% en Cáceres (en la media española) y del 31% en Badajoz, tasas por encima de Almería, Lleida, Murcia y Pontevedra, que están por debajo del 30%. Esto significa que los hogares extremeños ya no son los que menos esfuerzo económico realizan para pagar su casa.

El informe señala que la tasa de esfuerzo media de los hogares españoles (porcentaje de renta familiar dedicada al pago de la hipoteca de la vivienda), se sitúa aún por encima de los niveles razonables de equilibrio, en el 38,6%, lo que explica que el stock de viviendas no se esté absorbiendo aún de forma generalizada. Según el análisis de Deloitte, Barcelona, con un 64%, Guipúzcoa y Salamanca presentan la tasa de esfuerzo más elevada. Por el contrario, la adquisición de vivienda en Almería, Lleida, Murcia y Pontevedra es, en principio, más accesible al registrar tasas por debajo del 30%.

Conviene recordar aquí que, según la última Encuesta de Presupuestos Familiares publicada por el INE, los extremeños se gastan 176 millones de euros en servicios relacionados con la vivienda (agua, basura, alcantarillado, gastos comunitarios...) y 121 millones en gastos de mantenimiento y de reparación de la vivienda.

Otro aspecto destacado que tampoco hay que olvidar es que las parejas extremeñas tardan 11 años de media en pagar la hipoteca, por debajo de los 18 años de la media española, según el portal inmobiliario facilísimo.com, que ha llevado a cabo un estudio con el objetivo de saber el tiempo que se tarda en España en pagar una hipoteca. Para ello, se han cruzado los datos obtenidos en la última Encuesta Anual de Estructura Salarial realizada por el INE con los precios de los más de 80.000 inmuebles anunciados en este portal.

Pese a todo ello, los embargos se disparan en la región. Durante el pasado año 1.363 extremeños perdieron sus pisos por dejar de pagar la hipoteca. Ante esta circunstancia las entidades ordenan a los juzgados la ejecución hipotecaria del bien, que concluye con el embargo. La cifra registrada durante el 2010 bate todos los récord y supone casi cuatro veces más que los embargos por impago cursados en el 2007 --solo 363--. En tasa interanual, el volumen de ejecuciones en los tribunales se incrementó en la región un 32% en el último año, la cifra más alta registrada en todo el país.

 

MEJOR PREPARADAS Al margen de estos datos puntuales referidos a Extremadura, el estudio realizado por Deloitte señala que Alava, Asturias, Cantabria, La Coruña, Madrid, Navarra, Pontevedra, Segovia y Vizcaya están mejor preparadas que el resto para la recuperación de su mercado inmobiliario local. Según el informe, "afrontan la recuperación de su actividad inmobiliaria desde una mejor posición de partida", en una coyuntura marcada por "la incertidumbre, la elevada tasa de esfuerzo de los hogares y el endurecimiento del mercado laboral". Para Javier García-Mateo, director del área de Real Estate de Deloitte, "España es un país muy heterogéneo en el que la coyuntura económica e inmobiliaria no está afectando por igual a la totalidad de sus provincias".

Por ello, considera necesario realizar estudios pormenorizados a nivel local a la hora de establecer un diagnóstico correcto de la situación y la estrategia más adecuada a seguir por parte de los inversores, promotores y entidades financieras. En este sentido, el análisis de la consultora estima que el mercado de vivienda residencial en España se recuperará en tres fases. Las nueve mencionadas son las que mejor lo tienen en función de su coyuntura macroeconómica (demografía, desempleo, crecimiento de la población, etcétera) como sus fundamentales inmobiliarios (precios, stock y actividad inmobiliaria).

Así, explica el informe, existe un segundo grupo de 23 provincias, entre las que destacan Málaga, Valencia y Zaragoza, que sin presentar una coyuntura tan favorable están en condiciones de normalizar su actividad ante un futuro cambio de ciclo, pero en un momento del tiempo posterior y a un ritmo menor.

Por último, hay un tercer grupo de 18 provincias, entre las que Deloitte destaca Alicante, Avila, Las Palmas, Santa Cruz de Tenerife y Zamora, que "necesitarán más tiempo para absorber el stock existente y dinamizar la confianza de los agentes de su mercado inmobiliario local".

Deloitte es la mayor firma española de servicios profesionales integrados. Se encarga de realizar trabajos en las áreas de auditoría, consultoría, corporate finance, asesoramiento fiscal y legal. Hace cuatro años realizó un estudio sobre hipotecas en España en el que reflejaba entonces que el porcentaje de renta bruta disponible que los españoles destinaron al pago de la vivienda alcanzó en el 2007 el 44%.