FCC forma equipo con Indra y Siemens para ir a por las concesiones del AVE
21/03/2011
La inminente presentación de ofertas para instalar la señalización del AVE entre Albacete y Alicante, contrato valorado en 446 millones, estrenará una alianza de gigantes formada por FCC, Indra y Siemens. El grupo nace para afrontar los concursos de obra y concesión previstos en el Plan Extraordinario de Infraestructuras (PEI) de Fomento

Fuente: http://www.cincodias.com  Fecha: 21.03.2011

Los 17.000 millones que el Ministerio de Fomento promete mover en obra pública bajo el paraguas del PEI, con especial énfasis en el desarrollo de la alta velocidad ferroviaria, han inspirado una alianza de la máxima solvencia en el campo de la construcción y los servicios industriales. FCC, Indra y Siemens se han unido en consorcio estable para afrontar proyectos relacionados con el AVE. Su puesta de largo está al caer.

Fuentes conocedoras del acuerdo entre las compañías aseguran que preparan una oferta conjunta para ir a por el contrato de las instalaciones del tramo de AVE Albacete-La Encina-Alicante (167 kilómetros). Un trabajo valorado en 446,8 millones de euros y que responde al modelo de colaboración público-privada (PPP, por sus siglas en inglés) al estar incluido en el citado PEI. La actuación comprende la instalación, conservación y mantenimiento de los sistemas de señalización, equipos de telecomunicaciones fijas, control de tráfico centralizado, sistemas de protección del tren, telefonía móvil GSM-R e infraestructuras para telefonía móvil en el citado tramo.

Tras ser aplazada el año pasado su licitación, Fomento tratará de adjudicar los trabajos antes del verano con el fin de que la alta velocidad llegue a Alicante en 2012. El consorcio adjudicatario y el administrador público ferroviario Adif crearán una sociedad de Propósito Específico en la que la empresa dependiente de Fomento contará con el 10% del capital.

La actuación del Adif se complementa con un segundo contrato, valorado en 55,4 millones, para acometer el acceso a Alicante (370 de los 1.020 metros del tramo serán soterrados).

Consorcio estable

El trío de empresas acumula larga experiencia en trabajos relacionados con la instalación y mantenimiento de superestructuras ferroviarias (desde la vía hasta la señalización y los elementos de electrificación).

En el caso del mayor proyecto por licitarse en España en el corto plazo, el del tramo Olmedo-Orense (con obras en juego por 6.200 millones), Fomento ha optado por partir los contratos y separar las concesiones de infraestructura por un lado y de la superestructura por otro. El grupo FCC podrá optar tanto a licitaciones relacionadas con el trazado, a través de su filial de construcción, como con la superestructura una vez creada el área de negocio de Construcción y Servicios Industriales y tras cerrar el pacto con Siemens e Indra. Además, cuenta con la participada Globalvía para acudir a los concursos como operadora ferroviaria. Un hecho que la firma que preside Juan Béjar persigue en España y EE UU.

En cuanto a la tecnológicas Indra y Siemens, poseen largo historial de colaboración en proyectos tanto en España, especialmente relacionados con el AVE, como fuera. Juntas han acometido la señalización de los tramos de AVE entre Madrid y Valladolid, y entre Lérida y Barcelona. Además se adjudicaron en UTE la implantación de la tarjeta electrónica de transportes en Buenos Aires y ambas estudian, al parecer por separado, pujar por los contratos de alta velocidad ferroviaria que vayan saliendo en EE UU.

Al margen del consorcio FCC-Indra-Siemens, habilitado para afrontar actuaciones en España, las constructoras medianas Cyopsa, Rubau, Sarrión, CHM, Zarzuela y la ingeniería Getinsa han conformado un equipo para competir tanto por autopistas como por obra ferroviaria del PEI.

OHL, por su parte, va a utilizar su nueva condición de operador ferroviario -su filial Guinovart Rail espera operar en 2012- para concursar por proyectos relacionados con el transporte de mercancías por ferrocarril.

Las participaciones dependerán de la obra
Las características de cada obra marcarán el reparto del capital del consorcio estable creado por FCC, Siemens e Indra. Lo lógico es que el grupo constructor tome protagonismo en las actuaciones en que la infraestructura tenga mayor peso que la señalización y electrificación.

En el caso contrario, fuentes conocedoras del pacto entre empresas, comentan que Indra y Siemens tenderán a repartirse la mayoría en el capital de la UTE en cuestión.

En cualquier caso, la alianza resulta estratégica para la nueva FCC Industrial. Tal y como informó CincoDías, el área que dirige Santiago Ruiz se ha marcado el reto de facturar 500 millones en 2011. La división ha empezado a operar tras la integración de diez filiales que funcionaban por separado y sumaron unas ventas de 300 millones en 2010.