Los fondos encargan a Ernst & Young el estudio para entrar en Essentium
02/03/2012
La consultora Ernst & Young está llevando a cabo una due diligence para valorar el grupo Essentium, la constructora controlada por la familia Monje.

Fuente: http://www.noticias.com  Fecha: 2.3.2012

Dos fondos extranjeros encargaron el informe a la consultora el pasado mes de enero. Los inversores y los propietarios de la compañía, Susana Monje y su hermano Diego, han firmado una opción de compraventa por el 100% de Essentium Grupo, de acuerdo a fuentes consultadas por este diario conocedoras de las negociaciones.

 

La presidenta de Essentium, Susana Monje, subraya a este diario que, en todo caso, al término de la operación la familia retendría aproximadamente el 60% del capital a través de un holding, que controlaría Essentium.

 

En la actualidad, Susana Monje, que también es tesorera del FC Barcelona, es titular del 62,5% del capital de Grupo Essentium y su hermano Diego del 37,5%.

 

Coincidiendo con el acuerdo de opción de compra sobre Grupo Essentium la empresa ha remodelado el consejo, nombrando como vicepresidente y consejero a Miguel Ángel Fernández Páez, que en el Registro Mercantil aparece como administrador único de la firma JMR Asesores y Proyectos Económicos, sociedad de reciente creación.

 

Essentium, fundada en 1975, ha ido creciendo en torno a la producción y venta de materiales de construcción. Creó en 2003 el grupo GLA, integrando distintas empresas propias y con especial peso en la actividad cementera. En 2006 dio entrada en GLA al gigante egipcio Orascom. En 2008 terminó colocando el 50% que mantenía en GLA al grupo francés Lafarge.

 

El grupo está centrado en la búsqueda de actividad en el plan de energías renovables de Brasil, donde el grupo ya se hizo en marzo del año pasado con el 50% de la constructora WTorre para entrar en el mercado de la obra civil.

 

Entre finales de 2009 y principios de 2010 Essentium adquirió Constructora Hispánica por 60 millones de euros, según las informaciones recabadas por este diario. Por aquel entonces, Constructora Hispánica se encontraba tocada por su relación con la trama Gürtel.

 

La familia Monje ha presentado recientemente una querella contra los principales exejecutivos de Constructora Hispánica, en la que asegura que en la compra de la compañía esta se apuntó un beneficio de 1,1 millones de euros en su último ejercicio, cuando, mantienen, registró pérdidas superiores a los 13 millones de euros.

 

Además, sostienen que se falsearon datos relacionados con la contabilización de una operación de suministros llevada a cabo por Constructora Hispánica en obras de rehabilitación de la línea uno del Metro de Caracas, Venezuela.

 

La compañía resultó adjudicataria de dicha obra en Caracas en octubre del año 2008, en la que participaba en una empresa conjunta junto con el grupo español CAF y las sociedades Dimetronic y Cobra Instalaciones y Servicios Internacional.

 

Tras la compra de Constructora Hispánica a García Pozuelo la familia Monje modificó la denominación de la empresa por el actual de Assignia.